– El evangelio de Sabbat de Amathus – ii –

 

Es tarde… o muy temprano, según se mire

 

Ella en el desierto. Eugenio Recuenco

E. Recuenco

Ayer conocí a un hombre que me atrajo. Excavé para él. Excavamos juntos. Nuestras manos extraían las misma arena rojiza de debajo del vehículo y mis vaqueros se tiñeron de ese color por completo. Sucedió delante de mi marido, y luego se lo dije. Hoy he conocido a ese hombre que podría ser capaz de arrastrarme hasta esta playa contigo, todos los puñeteros días. Fue algo instantáneo. Fue algo que sucedió antes siquiera de suceder.

Cuando vi aquel coche verde botella atravesado al principio del sendero que se dirige a la playa. Supe que no sería capaz de salir de allí sin mí. Fue un presentimiento. Luego me quedé sola sobre la toalla más de media hora. A él se le quedó el coche atascado en una curva y tuvieron que ayudarle. Aquello era un hervidero de gentes. Una pareja lo hizo. Luego bajo el espantoso sol y sin desnudarme dónde contesto al mensaje de Lemprier del día anterior que dice:

 

Enlace a la audio lectura: – El evangelio de Sabbat de Amathus según nadha ii –

Themes Of The MoldauBatuta Sincelejo

Decididamente sí, te recuerdo en una ensoñación a la orilla del Moldava después de vagar durante horas por los callejones buscando un amanecer que me esquivaba; Praha aparecía trémula entre las brumas contrastando con la nitidez de tu presencia imaginaria. Quizá si tengas que ir alguna vez a Praha

Media hora más tarde por fin le diviso. Me cuenta escuetamente lo del incidente cuando arriba a la toalla. Dice: ‘mejor no me preguntes’. Nos bañamos entonces, yo sólo me mojo y luego jugamos juntos y yo busco y busco con la mirada entre los cuerpos pero no encuentro ni uno sólo que me diga algo. Y me aburro, porque a mí la playa me hastía cuando no estoy flirteando. Yo creo que es el único lugar del mundo dónde coqueteo sólo para matar el tedio que me produce el puñetero y jodido sol … la playa me hunde en la miseria a no ser que esté haciendo algo muy divertido… y hay días que mi marido trata de animarme para que le acompañe hablándome de algún tipo nuevo que se asoma por esos andurriales que sólo frecuentan los de siempre en el panorama del verano…

… ahora dice que las mujeres de hoy en día somos distintas… que sabemos vivir… que así da gusto ser mujer… que siempre fuimos las que elegimos pero ahora el doble…

De todas formas me canso y quiero irme. Él me propone que cenemos fuera… un pueblo marinero, unas sidras y unas sardinas, yo prometo pensármelo y camino cansina a su lado durante 200 metros de playa, y como si me fuera a caer muerta en el desierto del Sahara . Pero cuando llegamos a la cuesta apuro el paso y en la escalada le saco 25 metros…

…me gusta eso, acabar los calvarios más pronto , más pronto que nadie para sufrir lo menos posible.

Él dice que tengo ‘repris’ y cuando llegamos a dónde estaba el coche verde botella un lío de hombres y de mujeres. Mi marido me adelante porque yo me he detenido en seco. ¿Qué haces?, le digo… ¿No vas a ayudar? ¡Es un puto villano! No pensaba hacerlo pero vamos, hombre… le recuerdo lo que ha sucedido hace un par de horas, ¿no te da vergüenza? Pues a ti si no te ayudan… y eso es una deuda tío, con la Vida, así que venga… yo pienso empujar lo que haga falta.

Él

Y entonces es cuando le veo… alto, rubio, bigote y barba, ojos claros, verdes, creo, muy atractivo… primer intento y el coche se hunde más y se come las alfombras y entonces creo que… estudio la situación y luego me tiro al suelo, y descubro con rabia en mis manos la tierra más sólida… no digo que sin mí, ellos no lo hubieran pensando pero aunque no me lo crea hasta estoy dando órdenes y él se tumba a mi lado, trabajamos codo con codo mientras mi marido sólo mira con las mujeres y los otros dos hombres también excavan… le hablo, está de acuerdo y luego empujamos y el coche sale. ¡Joder! y yo estos tíos por qué nunca los conoceré por Internet, me pregunto… el coche es una matrícula de otra provincia, una ‘P’ de Palencia o de Pamplona, qué importancia tiene…

… podría no volver a verle, y le sonrío al irme pero con un deje de ironía y de mal humor porque sé que es ese hombre con quién quisiera pasar esa noche y no es posible…

… minutos más tarde mi marido mientras escucha esa canción que lleva cerca de 17 años cantándome … me dice que soy la mujer más fascinante que ha conocido nunca, y que por eso precisamente se casó conmigo, porque sabía que jamás podría aburrirse y vamos a ese pueblo costero a cenar esas sidras y esas sardinas, aunque al final tiene que ser eso, lo otro, parrocha, y luego un helado que está de muerte, de tarta de fresas, y nos animamos a ir hasta a tomar una copa, yo, un orujo de miel y él un café. Y luego cuando regreso me conecto con alguien y le dejo verme por la webcam… pero sin que me lo pida … y hablamos muchas horas pero en algún momento me desnudo y le hago un striptease, yo no lo escribo bien pero él no me corrige… piensa que soy una mujer cariñosa y sensible pero que por desconocidos motivos me empeño en hacerme pasar por todo lo contrario. Y sé que no me miente… el desnudo fue excitante, sólo me desnudé… tampoco fue que él me lo pidiera de forma textual, fue que sintió curiosidad por saber si lo haría y … es tarde, tan tarde… ¡ay qué sueño! No corrijo el texto, ¿de acuerdo? Así que no seáis muy duros con las erratas, que no son horas para buscar la perfección… muchos besos

Anuncios

3 Respuestas a “– El evangelio de Sabbat de Amathus – ii –

  1. Con el frío que hace la historia de la playa me ha dado una nostalgia…

    ___________________________–
    ___________________________

    Pues como a mí el hombre de los ojos verdes :)
    Con lo bien que vendría encontrarlo y averiguar si tenía tan buena pinta por ná o por algo :)
    Besos

  2. El texto, la manera de escribir… como si lo hubiera leído antes, cercano que no vivido.

    _________________________
    ______________________

    Podrías explicármelo un poco mejor… por favor.

  3. “… me dice que soy la mujer más fascinante que ha conocido nunca, y que por eso precisamente se casó conmigo, porque sabía que jamás podría aburrirse … ”

    Me suena mucho lo escrito, la manera de escribir.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s