La alucinación con Juan Nadie y el vestido ritual…

.

‘Añorar el pasado es correr tras el viento.’

Proverbio ruso

.

Puerta fantasma

.

Para mí puede ser bonito. Me acomodo. Me meto debajo de las sábanas porque me encanta esconderme. Bueno tú eso ya lo sabes. Echo mucho de menos a aquel niño. Me moviste el corazón. Yo en realidad quiero ser tu amiga. Me encantaría ser tu amiga. Me enamoraría, lo sé. Pero de aquel niño. De todos los niños que fuiste. Pienso que me enamoraría. Pero y si no es así… me partirías el corazón. Porque ya no creo en Nada. Y si tampoco creo que tú existes… pues entonces puede ser terrible. Me pasó algo… Me pasó algo tal día como hoy. Son las ocho del trece de febrero… Iba a ganar aquel concurso, ¿sabes? Me hubiera ido a Madrid. Escribiría en un periódico. Lo intentaría… Bueno a mí en Madrid me detiene la policía (se escucha una sirena de policía). Las cosas que podría contar yo en Madrid: yo y mis Ojos… Iba a ganar aquel concurso… pero cuando lo empecé… alguien me tendió una trampa. Me vi inmersa en una historia… No te la creerías nunca. Me expulsaron del concurso. Me hicieron un favor muy grande expulsándome. Yo un mes más en aquel concurso y me muero. No te puedes imaginar la presión. Yo no sabía ya que montar para que me echaran del concurso. Me pasé… uff… (aquí se produce un a parte de franquezas)

.

Lo que vuelvo a repetirte es que para mí ahí fuera todo es trabajo. Entonces si tú ves mis lugares… ves cosas de mi pasado… Sentimientos de mi pasado, continuamente, porque yo lo estoy organizando. Pero a la vez ahora estás tú. Todo el tiempo cuando lo estoy haciendo. Estoy pensando en ti, que no sé si existes… Ya no es Lisboa. Mataste a Lisboa. Tú no entendiste mi juego. Te traje como ‘MiCaballero’ para que lo derrotaras. Porque me engañó. Se posesionó de mi alma. Es un mentiroso. Me dijo que yo era ‘suamor’. Nunca me habían mentido. Yo era inocente, ¿entiendes? Y me engañó. Es el único tío que me engañó en la cama. Donde yo creí que no podían engañarme. Porque al anterior lo mató él. También me engañó (pero siempre hay sonrisas). Y al anterior lo mató ese… Pero a Lisboa me parecía imposible que nadie nadie pudiera matarlo. Entonces cuando te encontré… Bueno, me empezó a latir el corazón… allí cuando me encontré con tu pecho desnudo otra vez. Porque claro como yo escribo las cosas como las escribo… pues luego cuando lo leo… me pone. Aquello me puso y me volvió a poner. Digamos que me puse yo a mi misma con mi mirada erótica porque mi mirada erótica estaba en aquellas escaleras… Subía… subía con su torso y yo claro escribí lo que escribí. Mi pregunta, ¿por qué? ¿aquella mirada? Y ahí ya es que fue el quicio de los quicios. Porque yo estaba arriba pero tú subías… Y me recuerdo de aquellas escaleras… Te mentí. En lo primero que te envié. Alteré partes de la transcripción. Pero el partido lo jugabas contra él… Y fue, de verdad, de verdad… Genial. Lo librabas por mí. Porque de verdad que ahora mismo no me importa nada Lisboa. Creí que era imposible, imposible… (a parte de confidencias) Porque cuando yo le dije que éramos amigos… éramos amigos. Punto. Ya no le amo (risas felices). Es genial eso ya es genial. No amarle. Quería no amarle. Y ahora lo puedo evitar. Gracias. Gracias. Gracias. Gracias… claro, tengo que enviarte un gracias…

.

Y una Sonrisa. Oye, no me rompas el corazón que es fácil. No me conozcas Nunca. Sé que si te conozco me romperas el corazón y no quiero. No quiero que me lo vuelvan a romper. No, no, no… Ten piedad de mí. No me rompas el corazón. Me da igual ahora mismo que no sepas apreciarme. Pero si me lo demuestras ya me rompes el corazón. Tú no puedes comprender como soy. Si yo te digo que soy una niña es que soy una niña. Se me hace daño… Yo intenté romperte el tuyo. Lo intenté, lo intenté… Te quería romper el corazón. Después de aquel beso te quería romper el corazón. Lo intenté. No sé por qué.

.

Tengo más sangre que tú. Tengo más Sangre que tú todavía. Uno folla como es en la pista. Y yo sé como soy. Mira las pistas ya me quedan grandes pero yo fui de rompe y rasga ahí. Porque me empeñé. Incapaz de competir si no tenía árbitro, ¿me entiendes? Incapaz. Yo necesitaba un árbitro para competir. No podía tomar decisiones. Quería escapar de aquello. Yo no quería competir ahí. Pero… no sé cómo explicártelo… Ahí aprendí a competir en la cama. En aquella pista. Lo aprendí todo, Todo, en aquella pista… Donde tú estabas. Para estar donde estaba … estaba muy bien. Me lo llevé a la cama. Aprendí lo mismo en la cama. Sé follar como Nadie, y como una fulana… con esto no te estoy proponiendo nada, ¿eh? Yo te cuento lo que hay. Aprendí a ser una diosa. Y cuando probé lo de ser una diosa me gustó mucho. Entonces también soy una diosa. Adoro el sexo. Pero sólo el buen sexo. El Mejor.

.

Hay un tío, está en la misma pista que tú… Hubo varios, ¿eh? Pero con éste me acosté. Fue… que tenía Deivid. Sí, Deivid juega en esa pista, sigue jugando en esa pista. A mí no se me perdió nada en esa pista. Tenía … no sé si .. ¿24 años? Pues nada, lo convertí en mi pupilo, lo adopté… No sé, me cayó bien: lo adopté. Lo defendí, lo saqué adelante. Nos hicimos amigos. Él tenía mucho morbo por estar con una tía mayor. Yo era su compañera. Brutal -decía, brutal, sería brutal… Y yo quería joder mucho a alguien, en aquella pista. Fue eso: quería joder a alguien y a él le parecía brutal tener un rollo conmigo; así que me puse mi vestido ritual… El vestido ritual es muy importante: te cuento… El vestido ritual sólo lo he regalado una vez. Lo recuperé… Recuperé todos los regalos que hice. Bueno a ese. Otros regalos que hice no me preocupan. Dejemos eso…

.

Mi vestido ritual he jurado que nunca pero Nunca volveré a regalarlo. Lisboa no me lo robó. No se lo di. Me he destapado… Esto es chocolate que es diferente, ¿eh? Ha sido una suerte. No me lo esperaba. Tenía muchas ganas de tener una cita contigo hoy porque hoy me pasó una cosa… hace un año. Terrible. Alguien se aprovechó de mí, de un mal momento. Por culpa del concurso de blogs. ¡Ay! no sé qué daría por no perderte. Si te lo envío corro mucho riesgo. – Suspiro- ¡Ay! Me late mucho el corazón. Lo siento bombear sangre. Es la primera vez que lo siento… ¿Qué pasa que me aceleras el corazón? ¡Me aceleras el corazón! ¡Qué extraño! Mucho, ¡qué horror!… No me puedo enamorar de ti. No así…

Es místico. Contigo soy la mística… -gemidos y llanto-.

Me haces sentir mística, ¡qué horror! Siento Mucho. Estoy perdida si te pierdo. Tengo que tenerte… Es un pecado lo que voy a hacer -pero ella sólo se da la vuelta y se coloca en posición supina-. Pero soy vieja. Tengo 40 años. Tengo 40 putos años. Tú debes estar pensando en las de veinte, ¡qué horror! Ayer escribí que… por la mañana en la Ciudad de Falbalá había creído verte. Estoy alucinando. De verdad que lo sé que era una alucinación. Pero creí verte… Yo salgo de la consulta del periodoncista… al parque de la pérgola… ¡El corazón! De repente, iba hacia la pérgola y donde hace esquina te vi. Vestido de negro. Supe que era una alucinación. Ese es el demonio, tío. No es broma. Bueno se parecía a ti, supongo que era real. Escribí eso. Todo. Tuve una fantasía, con Lisboa. Te la voy a contar.

.

Puerta fantasma

.

.

Al revés del principio…

Anuncios

4 Respuestas a “La alucinación con Juan Nadie y el vestido ritual…

  1. Porqué será que las esquinas tienen eso de esperarnos con sorpresas,no?en la realidad o en la fantasía,siempre hay una,es la imagen del encuentro,del que sea,al menos para mí.Lo que te pasa es precioso,que alguien te haga latir así el corazón,y bueno,respecto a si 40 y si piensa en las de 20,no tiene sentido que te lo plantees así.Un beso

    _________________________
    ________________________

    He averiguado la verdad Fiorella y hoy ya nadie puede hacer latir más rápido mi corazón. Estoy contenta :)
    La terapia funciona. Un beso

    Me encanta lo que dices de las esquinas.

  2. Nada mejor que algo funcione y que estés contenta.Un beso

    ______________________
    _______________________

    Lo que funciona es la terapia, eso está claro. La terapia nunca defrauda :)
    Somos increíbles los seres humanos… como repetimos las mismas cosas y no nos damos cuenta de por qué…
    Pero sí era él. ¿Sabes? Él era él… la que se sintió de Marte fui yo :)
    Y no, una marciana con un niño guapo y pijo… imposible.
    Él se lo pasaría muy bien sin duda. Pero para mí sería horrible…
    Lo que no quita que yo le haya sacado mucho jugo a la historia… un jugo impensable… Y además no me voy a quedar con la duda de no saber.
    Esta historia procede de un tiempo en que yo era patética y mis elecciones lo eran… Ahora ya sospecho que aunque sea patética… mucho más… lo soy de otra manera… De una manera divertida y sin dolor… No me gusta sufrir. Y no me van las hostias.
    Se puede vivir sin deseo pero porque este se te corte. Lo que no se puede vivir es con la duda de si sería posible… no me gusta quedarme con ninguna duda, y menos la de que me he estado perdiendo algo.

  3. Y por eso las repetimos,por no conocernos y creernos que en la repetición solucionaremos una historia más antigua que todas las otras que se suceden.Hay que ir a aquella vieja historia y verse en ella,desnudarla y verse.Eso me ayudó a mí, quizás a otros les ayude otras vías, seguramente que hay muchos caminos cuando hay intención de sanarse.Un beso

    ____________________________
    ______________________________

    Aquí la hay, intención pura y dura de sanarse y dejar de repetir errores que comenzaron quizás en la oscuridad del pensamiento de una tarde de hace 40 años :)
    Un beso

    Suena la gaviota cantada por Rosario Flores, creo que te gustaría ;)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s