vi. Incarceration of a flower child o Mariana llena de fe…

.

‘Mide tus deseos, cuenta tus opiniones, pesa tus palabras’.

PITÁGORAS

.

.

Ahora que ya eres Nadie, Juan Nadie. Ahora que ya has perdido los orígenes de tu apellido, que ya no te deseo… que se ha esfumado mi devoción. Ahora que ya nunca rozaremos el Cielo…

Marianne Faithfull

.

… le digo que me apetece lamerlo. Se lo susurro en el oído. ‘Me apetece lamerte… me apetece lamerte…’ Él me acaricia, abraza mi cuerpo. ‘Hazlo, hazlo por favor’. ‘No, aquí no. Me apetece lamerte desnudo en la cama’. Vamos… ‘¿No nos desnudamos juntos? – me pregunta. He visto la habitación. Es un cubículo cuadrado. Hay una cama japonesa en el centro. Una cama enorme. A los lados dos pequeñas mesitas. No, una sola. Hay una especie de vestidor con unas cortinas verdes de terciopelo. Entro dentro. Era una antiguo cuarto de plancha.

.

audio entre sabanas inspirado por Juan Nadie: ….en la Mística

…. en formato MP3

.

Ya te dije que la casa estaba en una esquina que daba a una plaza. ¿Te acuerdas cuando te hablé de mis tacones? Ya nunca los escucharás detrás de ti. Despreocúpate. No te seguiré. Nos cruzaremos cualquier año de estos. Y en mis ojos asomará la burla. No me voy a sentir asustada. No lo haré porque me lo estoy ordenando esta noche.

.

La mesa… Fue muy curioso, porque se sostenía sobre copas. Copas de cristal, eso eran las piernas. Él fue a depositar el cenicero y el tabaco, se apoyó… y se rompió un pie de la copa. Ni siquiera nos preocupamos de los cristales… Lo cogí de la cintura y lo lancé encima de mí. Me encantaba besarlo. Me posesioné de su cuerpo y le dije lo que les digo a todos: ‘Ahora es mi tiempo y a ti no se te ocurra moverte. Tu cuerpo me pertenece’. Lo sujeto de los brazos. Él sueña con que le ate las manos. Me pregunta por mi deseo… Yo ahí me gasto toda la lentitud.

.

La primavera de Verona…

.

audio entre sabanas inspirado por Juan Nadie: …. en la Mística

…. en formato MP3

.

Después de todo, ¿ves? has jugado lo bastante como para que yo te lo cuente. Has jugado muy bien. Es más, ahora me apetece volver a llamarte. Mi deseo fluctúa, va y viene. Quiero decir que si esta noche quiero desearte te deseo, y mañana, amanezco y no me acuerdo de ti. ¿Ves para lo que nos dio Marianne Faithfull? ‘Vagabond Ways’. Ella es mi inspiración contigo. Mañana pongo otra música y de ti no me acuerdo.

.

Vagabond Ways

.

Le di la vuelta. Le hago enseñarme el culo. Como a una perra. Desea ser follado. Tiene un culo delicioso. Su ano es soberbio. Es un sumiso. Era un sumiso. Esa noche lo que busco es convertirme en su diosa del sexo. Para él tengo la voz de Venus. Me lo gano con la boca. Reconociendo su glande. Casi cuento uno a uno sus corpúsculos de krause. Le dije: Quiero saber distinguir tu polla entre cualquier polla del Mundo. Tenía unos huevos de oro. Nunca había visto una cosa tan tierna. Le hice penetrarme por detrás. Aún sin deseo. El deseo no llegaba. Pero le hice penetrarme por detrás para sentir sus testículos… sus larguísimos testículos… golpeándome el clítoris. Adoré aquel momento….

.

Robert Mapplethorpe, hombre

.

¡Ay!… un minuto de silencio por aquel momento, por favor…

.

Me pareció muy caliente. Follaba muy bien. Tenía talento para follar. ‘Eres un regalo. Esta noche es un regalo. Eres un Regalo, no me lo puedo creer, eres un Regalo’. Ahí ya estaba él encima de mí. ¡Qué maravilla, cuando tú estás dentro no dejas lugar para otro! Eso fue lo que sentí, que lo llenaba todo donde antes sólo había habido mucho Dolor. No creía que hubiera Nada capaz de agarrarme en aquella sima. Mi alma estaba colgando de un abismo. Mi alma estaba siendo dominada, domesticada, y aquello fue una liberación. Eso fue lo que me prendó de él. Era Mágico. Absolutamente Mágico. Y ni siquiera sabía mi nombre. Para él sólo era la mujer de la lluvia.

Y ahora si me perdonas Juan Nadie.. te suspendo aquí el cuento. ¿Sabes cómo firmé la primera de mis cartas de amor? Esta Sherezade de cartón-piedra… la lluvia ha empapado el papel… Una noche… en la ventana. ¡Qué bonito lo que te has perdido, Juan Nadie!

.

.

i) cerebro y cannabinoides o la vida cuando la droga antigua se sustituye por otras…

Anuncios

Una respuesta a “vi. Incarceration of a flower child o Mariana llena de fe…

  1. ummmmm que sexy, Juan Nadie debe estar alucinando, sé que es real… besos

    ____________________
    _____________________

    Pues sí :)
    Y no te imaginas de dónde ha salido… pero es parte de la trama… Espero que pronto… Eso lo tienes como empezó en el apartado al revés del principio, ahí en los índices de contenidos… lo digo por si luego te interesa para que sepas donde comienza :)
    besos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s