Los caminos de Alfonso Biescas Vignau

.

.

‘Toda una experiencia cultural de riquezas, interiores, gastronómicas, y paisajísticas. Bello.’

.

.

Cizur 1

.

.

Anotación nº 5…. Luego hay diarios que están escritos con cariño, que son tiernos porque pertenecen a espíritus jóvenes, como el tuyo. Porque tú eres de espíritu joven como yo. Y hay caminos de leños, hechos madera. Pocos de piedra. Sólo ese…

.

audio inaudible en página : – descarga

.

El tuyo es un diario hecho desde la pequeña sabiduría de la felicidad. Con tanta melancolía… Nos conocimos de duelo tú y yo. La pena de la pérdida más honda que puede existir. Eso fue lo que tú te llevaste al Camino… yo estuve en aquel Mar. Lo mucho que lo estudiaste. Lo preparado que ibas. Me dijiste que era lo correcto. Me contaste que había gente allí que no sabía nada, del Camino… Tu amigo que abandonó. ¡Qué emocionante! Lo de la nieve. ¡Qué duro! Eso de tener que volver a por él y llevarlo contigo. Y llegar a Roncesvalles. Y aquel abandonar pero tú no, tú seguir y encontrar amigos. Lucas, ¡qué rico Lucas, en la foto! Me pareció un cielo de niño. Lucas hacía el Camino porque se quería curar un mal de amor. Y luego el Camino en el que algunas mujeres te reconocen. ¿Por qué nunca se acuerdan de mí las mujeres? Quizás porque antes de Camino eras más apocado y el Camino te hizo, te fue haciendo y fuiste dejando impresa tu huella por el Camino, con tus dibujos. ¡Qué bonito lo de la periodista! ¡qué rato de luz! Para ti. ¡Que alegría te devolvió el Camino! Y como lloraste en el trecho, que otro, porque iba con mujeres, vivió como una epifanía, y la estación… ¡Cuántas huellas dejasteis ya en un tramo por el que no he pasado! Verás lo que va a ser para mí cuando llegue y lo identifique. Porque vas a estar tú y aquellas lágrimas que lloraste y que otro lloro, que no entendiste por qué. Yo seguro que voy a llorar esas lágrimas por mis por qué. Te lo contaré. Y al mismo tiempo… estar allí con el espíritu admirable de mi Peregrino; porque bueno la piedra estaba ahí… Cuántos caminos vuestros me voy a llevar. Espero que sí, quiero tenerlos todos presentes. Como la mujer que en Logroño, al llegar a Logroño perdió un amor, después de Logroño. Pero Logroño ya es algo más. Yo también quiero ver una rubia imponente, al llegar a la Catedral. Será una Señal. De que todo va bien. Pues eso, que llegaste tú y con toda tu experiencia acumulada a través del Camino…

.

.

LISTADO DE DIARIOS PROPIOS DE ALFONSO BIESCAS:


Camino Francés /99

Camino Francés / 2000

Camino Francés / 2001

Vía de la Plata / 01

Camino Aragonés / 03

Camino Francés / 04

Camino Francés / 04

Camino Inglés / 05

Camino de Finisterre / 06

Camino Primitivo / 06

Camino Portugués / 07

Camino de Fonseca / 08

.

.

Y tú sí que eres una joya, para mí sí. De verdad que sí. Y que con lo de denuncias me refería a cosas como aquello de los bocadillos. ¿Sabes? Lo de las mil quinientas pesetas por cada bocadillo…

Al pasar por Uterga un buen hombre nos hace pasar a su casa para hacernos un bocadillo y un café. Admirados de la amabilidad y agradecidos por el hambre que arrastramos, entramos sin hacernos mucho de rogar, en el límite de la buena educación y también del desfallecimiento. Va haciendo entrar a todos y se queja de que hoy está solo, que su mujer y su hija han ido a Pamplona al médico y no puede atendernos como desearía. Nos hace un bocadillo de chistorra sensacional y un tazón de café con leche de calcetín que entona. Allí nos encontramos juntos todos los peregrinos que hemos coincidido en estos días, los que en principio han de pasar hoy, que no se le ha escapado ninguno.
Cuando satisfechos y encantados nos levantamos y le preguntamos por educación si se debe algo para dejar algo por agradecimiento, nos dice que son 1.500 pesetas por persona. Sí, el muy sinvergüenza nos ha hecho entrar en su casa engañándonos con una supuesta caridad al peregrino y nos ha clavado 300 duros. Precio increíblemente caro.

Pues claro que hay que avisar de esas cosas. Y de todas las que veas. Lo que pasa es que no sé si alguna vez voy a aprender a no involucrarme, como tratas de no involucrarte tú. En ciertos momentos. Y el caso es que sirvo para calmar los ánimos pero luego si los míos se exaltan no hay quien los aplaque. Espero no ver a nadie con una navaja. Me dolería mucho. Sería un día muy triste. El día que vea violencia será un día muy triste. A mí la violencia es una cosa que me pone muy triste ahora. No entiendo por qué la gente no puede vivir en paz. Pero tengo muchísima curiosidad por llegar a Belorado. Al albergue de Belorado y a saber en qué condiciones. Y morirme de miedo. Pero atreverme… En fin, la música se termino y tengo que darle las gracias todavía a otra persona. Se las daré algún día, supongo, a un chico que tienes en tu página. Hay otros diarios que no he leído. Algunos tuyos todavía no los he leído pero atrapaste mis horas vitales, tú y tu espacio y tus ocupantes, porque todavía no he visto ninguno más, y porque en tu espacio ya hay mundo del Camino y de sus peregrinos.

.

Como Pepe es gallego, amable, culto y tiene un maravilloso sentido del humor, le preguntamos sobre el concepto elástico del kilómetro en estas tierras. Con una sonrisa nos lo confirma. Y nos aclara que el coeficiente a aplicar varía con la simpatía que puedas despertar en el nativo interpelado. Es decir, a mayor simpatía, menor es la distancia que cubre el concepto. Si les resultas desagradable, pueden colocarte una maldición en longitud. Lo bueno es que si analizas matemáticamente esta explicación, resulta que aquellos que te odian te acortan el kilómetro pues te ponen mayor número teniendo que recorrer la misma distancia que aquellos a los que les caes bien y te dicen una menudencia. Pero son los encantos de Galicia, su magia.

Mientras reímos, comemos y le damos chupitos a la botella, se abre repentinamente la puerta de la cocina y con un grito desgarrador nos aparece la hospitalera. No morimos del susto gracias al vinito que ya hemos bebido. Nos cae otra bronca descomunal por estar a estas horas, las 22.15h, levantados y armando alboroto. Nos sentimos culpables de algo absolutamente inocente hasta que consigo reaccionar y le digo sosegadamente que ni es tarde, ni estamos haciendo ruido ni estamos haciendo nada malo. Que haga el favor de irse a descansar y dejarnos a nosotros hacer lo propio. Entre mil gritos se va mientras que nosotros optamos por irnos al saco para evitar más problemas, que bastantes ha creado esta señora de la nada. Creía que ya no quedaban ejemplares de estos en el mundo. Una reliquia.

La verdad es que el Camino te cura de espantos. Quién me iba a mí a decir que iba a estar perdido por esta tierra de campos, pegándome unos hartones de andar en medio de nevadas y sin embargo feliz. Que no está la felicidad en la comodidad sino en la alegría de vivir. Y señores, esto es vida. Quien no la conoce, no la puede valorar.

He de decirlo, no me gustan cómo actúan las personas cuando forman un grupo en el extranjero. Ni los de otro país en el nuestro ni nosotros en el suyo. Ni los esquimales ni ningún otro pueblo en cualquier lugar que no es el propio. Parece que para defenderse de la inseguridad que sienten por no estar en casa con sus hábitos y costumbres, las ejercen en el lugar que de alguna forma invaden y desde luego ignoran.

No, si viajamos es para aprender, no para implantar nuestros rituales allá a donde vayamos, que eso se llama conquista y está muy pasado de moda. Admiremos lo que vemos, sentimos, aprendemos. Hagamos uso de un exquisito respeto de lo que en cada lugar hay o encontramos. Allá a donde fueres, haz lo que vieres.
Esta zona de Galicia es de una belleza deslumbrante…

.

.

Algunos recuerdos de mis mail:

He terminado ahora mismo el diario del 2004, el del trancazo, César, (por cierto Torbe, ¿era? el noruego… si le pasa lo mismo que a mí en las duchas -segundo diario- no me extraña que se pierda en ellas: yo a veces entro en éxtasis, casi :)) No sé que tiene el agua… me fluye muy bien la cabeza entonces y es como si me abriera las ideas… aunque sólo me pasa en mi casa :)), el del disgusto por que tela lo que cuentas, Santo, Xunta, avión de Iberia… -dios mío, lo de la leche en el barro, esa caída me ha dolido a mí.

¡Ah! Me enamoré de algo… el día que alguien pierde el móvil y alguien lo encuentra, el día que alguien pierde un guante y tú lo encuentras. Dices: Lástima no haber perdido un amor¡Woaow! De veras que eres impactante a veces… Genial, lo que aportas.

.

.

Cizur 1

. Cizur.

.

.

Enlaces relacionados con: ~ EL CAMINO DE SANTIAGO ~

.

Anuncios

6 Respuestas a “Los caminos de Alfonso Biescas Vignau

  1. Pingback: Todo peregrino sabe que a veces se coincide pero cada uno tiene su paso… « Blog Archive « EXPERIENCIA PEREGRINA

  2. Pingback: (2) Etapa segunda: RONCESVALLES – LARRASOAÑA (Camino Francés) « El Espíritu del Chemin

  3. Pingback: El Espíritu del Chemin

  4. Pingback: Casa Sangalo reposo y descanso del peregrino (LARRASOAÑA) « El Espíritu del Chemin

  5. Pingback: Segunda jornada: ZUBIRI – TRINIDAD DE ARRE – VILLAVA « El Espíritu del Chemin

  6. Pingback: caliz y estigma antes de ser… « Los cuadernos de Yladah

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s