ii. Las zapatillas deportivas de la australiana en ‘LA INMORTALIDAD’

.

.

‘Si la casualidad es la más empeñosa jugada del destino,/

alguna vez podremos interrogar con causa a esas escoltas de genealogías /

que tendieron un puente desde tu desamparo hasta mi exilio /
y cerraron de golpe las bocas del azar… //’

OLGA OROZCO

.

Zapatillas deportivas Converse

.

Ella comenzó la construcción por la cabeza que tenía forma de huevo. Un ojo le quedó más alto que el otro y luego el pelo: una melena larga, aparentemente rubia y ondulada esta vez pero uno de los laterales del pelo tenía movimiento, como si fuera un cabello ondeado por una brisa o un ventilador. Los brazos en jarras, el tronco corto para las piernas tan largas. La pensó con un vestido en forma de campana hasta los tobillos (la anterior se parecía más a ella, y llevaba una falda corta con botas altas), que el viento o el aire también hacía flamear.

Una mujer con los pies grandes – dijo entonces él, es posible que confundiendo desde su altura y posición las perspectivas.

‘¿Pies grandes? -dije yo para mí. ¿Qué pies grandes? Y entones se me ocurrió leer lo que decían las últimas líneas bajo las que ella había elegido ponerse a pintar. Volví a leerlo y repetí de nuevo para mis adentros: ‘Vaya, qué casualidad… ‘

– Espera Candela déjame enseñarle esto a tu padre -tomando el libro con las manos en actitud aún de asombro. Mira, tú dijiste: ‘una mujer con los pies grandes’, ¿y qué dice ahí?

‘Sus zapatos recorrerían el mundo con un poco más de melancolía que hasta ahora. Igual que las grandes zapatillas de la australiana’

– ¡Anda!, si es verdad -dijo él impregnándose segundos después de mí de la misma admirable sensación
– Es una casualidad – continué.

.

Y a la que creo que él asintió. Por fin había sucedido una casualidad que yo pudiera señalarle al momento. Ahora sería capaz de entenderme más y comprender que esas ’señales’ a las que luego les doy esa relevancia que a ojos ajenos puede parecer hasta desproporcionada… forma parte solo del conjunto de una personalidad despierta y atenta hasta a los detalles más insignificantes, curiosa. Y una curiosidad monumental sentía yo luego de aquello por saber qué narraba el capítulo del que ese intrigante e inusual pequeño texto final formaba parte..

.

.

enlazado en: De los secretos y lazos de lo invisible…

.

Anuncios

2 Respuestas a “ii. Las zapatillas deportivas de la australiana en ‘LA INMORTALIDAD’

  1. – Si la casualidad es la mÁs empeÑosa jugada del destino… –

    Si la casualidad es la más empeñosa
    jugada del destino,
    alguna vez podremos interrogar con causa a esas escoltas de genealogías
    que tendieron un puente desde tu desamparo hasta mi exilio
    y cerraron de golpe las bocas del azar.
    Cambiaremos panteras de diamante por abuelas de trébol,
    dioses egipcios por profetas ciegos, garra tenaz por mano sin descuido,
    hasta encontrar las puntas secretas del ovillo que devanamos juntas
    y fue nuestro pequeño sol de cada día.
    Con errores o trampas, por esta vez hemos ganado la partida.

    OLGA OROZCO

  2. Pingback: Fue « Los cuadernos de Yladah

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s