LA INTIMIDAD DEL PEREGRINO EN LOS ALBERGUES DEL CAMINO

EN PREPARACIÓN

.

Lluvia

Lluvia de mariposas negras

.

EXPERIENCIAS PEREGRINAS

1.

Juanjo Alonso Escalona logo de su diario

.

…En la litera de mi derecha otro peregrino, más adaptado, dormía plácidamente según se deducía por lo profundo de sus ronquidos. Dejé que el tiempo transcurriera; por lo menos estar tumbado me ayudaría a descansar. Sin saber la hora que era, pero no encontrando una postura en la que me sintiera cómodo y relajado, me levanté y me dirigí a tientas, guiándome por los huecos de las camarillas, hasta llegar donde supuse haber visto por la tarde el único aseo disponible. Después de tropezar con la escalera pude atinar, al final, con lo que buscaba. Tampoco me fue fácil encontrar el interruptor de la luz. La encendí y allí me quedé, esperando que fueran las 6 de la mañana para asearme y vestirme convenientemente. No llevaba ni diez minutos, cuando entró una peregrina en paños menores, que tenía una necesidad ineludible. Le dije que yo ya me iba, a lo que replicó que por ella no me preocupara, que estaba acostumbrada a compartir las comodidades de los Albergues con todo género de peregrinos. A pesar de ello, salí y esperé a que dejara libre el lavabo. En el mismo cuarto había un lavabo, una ducha y un retrete.

(leer más)

– Diario de JUANJO ALONSO ESCALONA, Agosto/ 1997 –

.

.

Anuncios

4 Respuestas a “LA INTIMIDAD DEL PEREGRINO EN LOS ALBERGUES DEL CAMINO

  1. Pingback: A Santiago fui… « Los cuadernos de Yladah o el Zodiaco

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s