– i – EL ESQUEMA DE LOS SENTIMIENTOS –

.

Sentimientos. De lo jodidos que podían llegar a ser los sentimientos me habló una noche alguien, hace como unos ocho o nueve años. Sólo que yo entonces estaba como a mil años luz y un día atrás. Siempre me llamó la atención lo de las cadenas perpetuas. Desde que una vez mi abuelo me lo explicó, no sé si bien o mal pero yo entendí lo que quise a mi manera. La pregunta sé que fue:

.

¿y un criminal cuando va a la cárcel… cómo se aseguran de que cumpla esa condena?

.

Recuerdo que me daban mucho miedo los criminales. Siempre estaba preocupada por ellos. Tal vez porque entonces vivía en un terror perpetuo. Lo que no recuerdo es el qué la motivó. Ni porque yo misma, siendo tan pequeña, tenía tanto espanto de ir a dar con mis huesos en un penal. Y él me dijo:

.

’porque no importan los años que a uno le caigan… de esos puedes librarte, con suerte, de alguna forma… ahí está la trampa, la justicia está llena de trampas que todos los legisladores conocen, lo que importa es ese único día. Si te cae ese día encima… estás perdida’.

.

Y supongo que fue ahí dónde me prometí interiormente no hacer nunca Nada, que pudiera abocar mi destino a la suerte de ese único día…

.

Un día tal como hoy, por ejemplo, donde no debería estar aquí sino camino de un examen… Pero otra vez me he dejado arrastrar por mis sentimientos. ¿Lo quieres tú o sólo lo vas a hacer porque lo quiere él? -me pregunté. He pasado todo el fin de semana haciéndolo. Desde que el viernes le hice caso a Coga y acepté que marcara aquel número por mí. Y él llevaba razón: Me Convenía. Pero la conveniencia es una cosa y el camino del Deseo y de los sentimientos puede llegar a ser otra muy distinta.

.

Y por fin esta madrugada, antes de acostarme, tomé una decisión y escribí sobre una libreta que dejé sobre la mesa de la cocina:

.

Mira, no te enfades pero no quiero hacer ese curso. No me hace ninguna ilusión. Sé que puedo conseguir que me lo den. Pero no me apetece. No lo quiero. Era una cosa tuya. Era a ti al que le hacía ilusión hacerlo… Ahora bien, si crees que tengo que ir a esa ‘putacita’. Me llamas a las ocho de la mañana y me lo dices. Y te acuerdas de dejarme el teléfono de ese ”pavo’’.

.

Y luego, con la conciencia serena, por haber elegido la opción correcta en una disyuntiva más, me acuesto y debajo de las sábanas, con Coga al lado, tecleo en el teléfono esas letras que continúa dictándome el cerebro:

.

’Le hablo de la Ketamina al Hombre cruel porque no tiene sentimientos profundos, porque si los tuviera eso no sería necesario. Yo los tengo y me llevan a donde Deseo. Ahora, por ejemplo, voy a pedirles que me lleven hasta tu polla… en mi coño primero, en mi boca luego…’

.

Y ya, ya sé, que mis primarias prioridades no deberían alterar la importancia del orden de los factores externos. Pero lo hacen. Yo opto porque lo hagan. Vale, y será porque me lo puedo permitir pero creo que soy mucho más feliz consintiendo que lo hagan. ¿Cómo me trato? Como a una nietecita. Esa prioridad del Sentimiento, que es mi esencia, lo hace. Tira de mí y me sitúa en el terreno siempre pantanoso del placer y no de los objetivos, como si jamás hubiera crecido en esa dirección.

.

.

.

.

Y ayer, Hermione dice algo así como: ’Podría morirme o peor, podrían expulsarme’. Lo que hace que el pelirrojo le comente luego a Harry y en un aparte, también algo así como: ’Esta chica debería hacerse de mirar sus prioridades’ ¿Pero se Equivocaba Hermione? Creo que no porque morir es una cosa pero ser alejada para siempre de aquello que más amas… es la Muerte en vida.

Me Encanta la relación que tienes con el Tiempo -suele decirme el Amante comprensivo y dulce que también es el Hombre cruel. Y yo entonces me siento tratada como una nietecita. Es es el secreto. Lo que no necesitamos decirnos, que él sea capaz de hacerme sentir que respeta mis injustificables prioridades aunque sean tan poco diversas y tan distintas de las suyas. Ya, pensará alguien… pero es que ese Hombre no tiene que convivir con ellas, ¿no es cierto? Y sin embargo, yo, que creo que le conozco hasta ese punto de lo que no tiene retorno… te diría: ya, pero es que mis erróneas prioridades van contracorriente de sus convicciones más profundas y lo sé. Y es ahí precisamente donde entiendo yo, que empieza a funcionar el Esquema. Es que hay un Esquema. En serio. He prometido hablar de él. Y no como Coga, que me envía un mensaje a las siete y media que dice:

’No es lo que yo piense sino lo que tú quieras hacer. Si cambias de opinión estos son los números…’

Y eso también explica un Secreto. ¿Por qué estamos juntos? Porque él nunca ha tratado de oponerse a mis prioridades y eso aún me conviene. No es que me trate como a una nietecita, porque no tiene ninguna vocación de abuelo. Pero aceptar que no puede cambiarme fue lo que firmamos en aquel tácito contrato de conveniencia. Y un día, ese día fatídico del que hablaba al principio, muchos sabemos que eso es lo que elegimos.

.

La muerte en vida de una relación estática, donde uno no va a forzar al otro a ninguna clase de transformación. Porque el pilar sobre el que se sustentan las relaciones estáticas es la conservaduría del status.

.

¿Y qué saca él de todo esto? -te preguntarás. Pues lo mismo que yo, ni más ni menos… que no le pida que cambie y sobre todo que no le pida lo que no me puede dar: Sentimientos, Calidez, Convicciones profundas, Interior. De lo que carece y por lo que antes de conocerme fue presionado en todas y cada una de sus relaciones, menos en Aquella… la relación que tuvo con la mujer que Amó. Pero cuando ella huyó en pos de lo que le convenía (o esa fue la conclusión que sacó Coga), lo mató a él en vida. Y ahí ’’comienza la cadena’’, en esa mujer que una vez se enamoró y fue traicionada… y ya no era capaz de Amar.

.

¿Pero por qué solemos enamoramos, ’’casi siempre’’, de quién no es capaz de amarnos? Como yo. Como el Hombre cruel. Cómo tú quizás…

… después de esa primera vez, donde todo, todo, se rompe por dentro y ya no eres capaz de ofrecerle al otro más que un corazón cerrado por derribo.

Entonces si lo miras bien, el problema no está en la incapacidad del otro, ese fantasma que permanece encadenado a ti por mil años y un día, negándote la luz, sino en tu propia incapacidad. En ese corazón que aquel día que te sentiste traicionado… cerraste por derribo.

.

Y voy yo. Y con los años despierto de ese sueño milenario. No sé si porque me besa en la boca la Vida. Y comienzo a abrir los ojos y me digo: ¿Pero que has hecho? Pequeña, tú misma te has vendido. Has pactado con el diablo esa infecta tregua donde el Alma ya no está. Y sé que si quiero rescatarla tendré que Arriesgarme a descender hasta mis propios infiernos. Los que yo misma me he construido.

Porque el diablo es como dios, tampoco existe. Son figuras simbólicas nuestras, que sencillamente heredamos de la tradición oral de la civilización a la que pertenecíamos y con los que dibujamos los márgenes de nuestro mítico universo angosto.

Y tengo 26 años. Y ni siquiera sé por donde empezar. Y me doy muchos golpes. Pero en algún momento, por suerte, consigo dar con Proserpina y muerdo de la misma granada que ella ha mordido.

.

.

.

PROSERPINA DANTE GABRIEL ROSSETTI

PROSERPINA(1874)DANTE GABRIEL ROSSETTI

.

.

.

Bueno, se entiende que esto es la metáfora de una licencia poética para resumir un largo y arduo proceso, ¿de acuerdo?

Y aquella noche estoy trabajando de astróloga. Tengo unos 33 años y estoy impartiendo un curso en una de aquellas madrugadas de un programa especial, donde a los más jovenes de algunas ciudades trataban de ofrecerles otras propuestas al ocio nocturno. Y yo acepto porque entiendo que esa es una oportunidad única de mostrar aquello, como yo lo he conocido y que tanto he llegado Amar, porque ese lenguaje de energías, he de decir que, fue la llave que abrió las puertas de esa oscura cárcel maldita en la que yo misma me había confinado a morir y a vivir. Y conozco a alguien, a un hombre, un psicólogo

Anuncios

6 Respuestas a “– i – EL ESQUEMA DE LOS SENTIMIENTOS –

  1. ¿Por qué estamos juntos? Porque él nunca ha tratado de oponerse a mis prioridades y eso aún me conviene. No es que me trate como a una nietecita, porque no tiene ninguna vocación de abuelo. Pero aceptar que no puede cambiarme fue lo que firmamos en aquel tácito contrato de conveniencia.
    ———————
    Parecidos sentimientos alguna vez cruzaron mi mente, pero estaba equivocada entonces. No llegaba a sentir la generosidad en grado máximo que manifestaban sus gestos y palabras: “Tú aportas el puntito de locura a nuestra relación” y me gustó la afirmación.
    Es difícil de explicar :)

    ___________________________-
    ___________________________

    La vida se compone de afirmaciones :)

  2. … después de esa primera vez, donde todo, todo, se rompe por dentro y ya no eres capaz de ofrecerle al otro más que un corazón cerrado por derribo.
    —————-
    Actuaste de redentora, creiste que podrías cambiarlo, que tú eras buena de corazón y él se daría cuenta… pero.. ¿tú conocías la historia anterior y seguiste adelante o el conocimiento fue posterior?

    ____________________________
    __________________________

    Sabbat sigue adelante siempre, en lo que sea, sin importarle lo difícil que sea, hasta que no recibe la Señal interior de que debe parar.

    La mayoría de la gente mira las facilidades… Ella no pero se equivocó.
    Todo el tiempo estaba equivocada en algunos aspectos.
    En otros no.
    Las bases eran y son firmes.

    Lo que ocurre que Sabbat ha evolucionado hasta este poema.

    Un corazón cerrado no significa nada.
    Simplemente es un corazón que valora más. Todo.
    Si ha sido cerrado por derribo en alguien como Sabbat es que ya no es un corazón que se toma la vida y los sentimientos de todos muy muy en serio.
    Pero también los suyos.
    Y sólo el sentimiento verdadero y profundo le compensa.

  3. Estás hecha de presentes, sí. :)

    ________________________

    ________________________

    ¿Y tú? Espero que hayas recibido lo que te enviamos… hasta que no de su fruto no se puede seguir. Hacértelo llegar todo sin control, tampoco es bueno para ti. No aprovecharías ni la mitad. Creeme. Sería un atracón que no te serviría de nada… apenas. Como si leyeras un libro, sí que recuerdas pero no como si te lo hubieras currado mucho.

  4. Lo he visto (gracias) y voy a trabajarlo, con tranquilidad.
    El quirófano ha sido un punto de inflexión, he sentido puntos aclarados de terapia. Escribiré. :)))

    ______________________
    ________________________

    Para que yo no me despiste mucho… y pueda saber lo que has trabajado… vas copiando y pegando tus partes en tu terapia… en los comentarios, porque si no ahora mismo me voy a despistar aunque no quieras. Tengo tal tinglado montado entre varios lugares que si no me vuelvo loca será de milagro :))

    Un abrazo.
    Lo del quirófano lo suponía por eso aquello de la masturbación vamos a dejarlo aparcado hasta que el terapeuta llegue a ello, que llega…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s