– La Magia se convierte en Arte cuando nada tiene que ocultar – BEN OKRI –

.

.

Esa cita le pertenece a este escritor nigeriano. Me la encontré la mañana del 9 de agosto del año pasado en la revista de una consulta dental. Mi amiga la hojeaba. Luego yo le busqué a él y di con este fragmento de una de sus obras:

.

.

.

BEN OKRI

.

.

.

.

” Con nuestros compañeros del mundo de los espíritus -aquellos con quienes teníamos especial afinidad- éramos casi siempre felices, porque flotábamos en la corriente verdemar del amor. Jugábamos con los faunos, las hadas y los seres hermosos. Tiernas sibilas, duendes benignos y la serena presencia de nuestros antepasados nos acompañaban siempre, bañándonos en el resplandor de sus distintos arcos iris. Son muchas las razones para que los bebés lloren cuando nacen, y una de ellas es la repentina separación del mundo de los sueños incorpóreos, donde todo está lleno de hechizos y no existe el sufrimiento. Cuanto más felices éramos más próximo estaba nuestro nacimiento. Al acercarse una nueva encarnación nos comprometíamos mediante pactos a regresar al mundo de los espíritus tan pronto como se presentara una oportunidad. Hacíamos esas promesas en encendidos campos de flores y bajo el dulce claro de luna de aquel universo. Los mortales nos llamaban abiku, niños espíritus. No todo el mundo nos reconocía. Éramos los que no cesábamos de ir y venir, reacios a aceptar la vida. Teníamos la facultad de provocarnos la muerte y la obligación de cumplir nuestros pactos. Quienes los rompían sufrían alucinaciones y el acoso de sus compañeros. Sólo encontraban consuelo cuando regresaban al mundo de los nonatos, el lugar de las fuentes, donde sus seres queridos los esperaban en silencio. Aquellos de nosotros que prolongábamos nuestra estancia en el mundo, seducidos por el anuncio de memorables acontecimientos, atravesábamos la vida con ojos cargados de muerte y belleza, llevando en nuestro interior la música de una hermosa y trágica mitología. De nuestras bocas brotaban oscuras profecías. Imágenes del futuro invadían nuestras mentes. Éramos los extraños, siempre a medias en el mundo de los espíritus.

.

(…)

Todos descendimos al gran valle. Era un día en el que se celebraban fiestas desde tiempo inmemorial. Espíritus maravillosos danzaron al compás de la música de los dioses, y con sus cánticos dorados y sus encantamientos de lapislázuli protegieron nuestras almas durante el tránsito y nos prepararon para el primer contacto con la sangre y la tierra. Todos hicimos solos la travesía. Teníamos que sobrevivirla solos: superar las llamas y el mar, el contacto con las ilusiones. Había empezado el destierro. Tales son los mitos de los orígenes. Historias y estados de ánimo muy enraizados en quienes creen en tierras ricas y creen todavía en los misterios. Nací no sólo porque hubiera concebido la idea de quedarme, sino porque, finalmente, después de tantas idas y venidas, sentía ya, asfixiándome, la presión de los grandes ciclos temporales. Recé para que se me concediera la risa, pedí una vida sin hambre y recibí paradojas por respuesta. Sigue siendo para mí un enigma por qué nací sonriendo. “

.

.

.

Y un fragmento de lo que escribí aquel día:

.

…Y ramita con flores rosadas que tampoco el marido de ella sabe que puede ser. Pero luego dice brezo… y su hija lavanda… Y yo no digo nada. Entonces Él nos cuenta una anécdota curiosa. Y es algo que le sucedió en su trabajo el día anterior. Una Mujer anónima de 48 años se subió a un torre de alta tensión con la intención de suicidarse. Y eso ocurrió a unos cincuenta kilómetros de aquí. Resulta que se había separado de su marido hacía dos semanas y la hija había decidido abandonarla esa misma tarde para seguir a su padre. A ellos les avisó la policía, y Él fue el encargado de cortar la tensión de esa línea. Luego a ella la bajaron de la torre, a la que se había subido con tacones y todo, pero tuvieron que bajarla los bomberos, porque primero no se quería bajar y luego tenía miedo de matarse en el intento. Y su mujer no se lo cree, o sospecha de las intenciones de la mujer pero yo sí que me lo creí, porque lo comprendí, pero lo que me habría gustado saber es el por qué de la elección de esa muerte y no de cualquier otra.

.

Y Él dice que la electricidad siempre busca el camino más fácil para hacer tierra. Y que el arco salta a menos de un metro, y si te acercas a él te utiliza como atajo. Dice que tú lo atraes y que entonces se produce un fogonazo azul, una bola de fuego, porque es una energía tan grande, que después de saltar el arco, el aire se ioniza y esa bola de fuego alcanza una temperatura tal que es capaz hasta de derretir el hierro. Y si eso es la electridad, algo invisible… por qué la Magia no puede asemejársele… Yo simplemente siento que sé cómo acercarme mucho a ella, y por eso hago saltar su Arco.

.

Y luego ya se anima y cuenta otro caso curioso. Sobre todo porque parece encantado de que yo tome notas de todo lo que dice. Pero es que con Él da gusto hacerlo, porque se detiene a esperarte, como si lo que dijese te lo estuviera dictando. Una característica de las personas empáticas. Porque Él tendrá muchos defectos pero no carece de empatía. Algo que a su mujer siempre hay que estar recordándole.

.

Y esto le sucedió a un compañero suyo, al día siguiente de que le comunicaran que su hijo de siete años padecía un cáncer de huesos. Y lo que ocurrió fue que el hombre no quiso dejar de trabajar y aquel día había una tormenta y tuvo que reparar una línea cercana, y ellos desde la central cortaron esa línea pero con la distracción de sus preocupaciones, el buen hombre en vez de irse por la derecha, tiró por la de la izquierda, o sea la que no estaba cortada y el arco saltó. ¿Resultado? El trabajador con su traje de aguas fundido contra el cuerpo en la parte en que recibió el fogonazo, todas las fibras de la piel destruídas, y él sobre el hormigón de la base de la torre de alta tensión. Boca abajo, con la mandíbula destruída y ni un sólo diente sano en la boca. Y Él dice que entonces le dijo una cosa a su compañero:

‘Ponme boca arriba que quiero morir viendo el cielo’

Y el compañero, que sólo podía sacarle los dientes de aquella boca que sangraba a borbotones, para que no se ahogara ni con ellos ni con su propia sangre, le contesta: ‘No me pidas eso, por dios, que sabes que no te puedo mover; que te puedo matar al hacerlo’. Pero Él dice que luego el compañero le dijo: ¿Sabes lo que más me incendiaba? Aquel gitano cabrón que había al otro lado de la carretera y que no paraba de decir: ‘¡Ay! ¡Ese no libra. Ese se muere! Pero tanto él como su hijo se salvaron. Al niño se lo curaron en Pamplona y a él le reconstruyeron los cartílagos de la mandíbula con silicona, y ahora lleva barba.

.

.

Anuncios

8 Respuestas a “– La Magia se convierte en Arte cuando nada tiene que ocultar – BEN OKRI –

  1. Ben Okri
    Una oración de los vivos (fragmento)

    ” Toda mi información me trajo a esta ciudad. Si mi amante, mis hermanos, mi familia están en algún sitio, es aquí. Esta es la última ciudad del mundo. Más allá de su puerta roída está el desierto. El desierto se estira hacia el pasado, hacia la historia, hasta el mundo occidental y la fuente de la sequía y el hambre: la enorme montaña de ausencia de amor. Desde sus cumbres, por la noche, los oscuros espíritus de la negación cantan sus impresionantes canciones que encogen el alma. Sus canciones nos roban la esperanza y nos hacen ceder nuestras energías al aire. Sus canciones son frías y nos entregan a la lucidez de morir. Detrás de nosotros, en el pasado, antes de que ocurriera todo esto, había todas las posibilidades del mundo. Habían todas las oportunidades para, partiendo de cosas pequeñas, crear una historia y un futuro nuevos, dulces, si hubiéramos llegado a verlas. Pero ahora, por delante sólo quedan las canciones de la montaña de la muerte. Buscamos a nuestros seres queridos mecánicamente y con una sequedad en los ojos. Nuestros estómagos ya no existen. Nada existe excepto la búsqueda.
    (…)
    La vida humana, llena de codicia y amargura, confusa, asfixiante, llena de prejuicios e insensible, y agradable también, e igualmente maravillosa, pero… la vida humana me había traicionado. Además, ya no quedaba en mí nada por salvar. Incluso mi alma se estaba muriendo de hambre. Abrí los ojos por última vez. Vi las cámaras sobre todos nosotros. Para ellos, éramos los muertos. Mientras atravesaba la agonía de la luz, los vi a ellos como muertos, abandonados en un mundo sin compasión ni amor. Mientras la vaca deambulaba entre la aparente desolación de la habitación, a la gente que lo estaba grabando todo le debe de haber parecido raro que me hubiera puesto tan cómodo entre los muertos. Pero estaba cómodo. Me estiré y cogí la mano de mi amante. Con una respiración dolorosa y un suspiro y una sonrisa, me dejé ir. La sonrisa debió de extrañar a los reporteros. Si hubieran comprendido mi idioma, habrían sabido que era mi modo de decir adiós. “

  2. OPINIÓN PERSONAL EN CRÍTICAS DE REGINA IRAE DE QUIEN HACE LA RESEÑA..

    En este libro, se entremezclan muchas cosas, nos habla de la vida, de la muerte, del sufrimiento, la pobreza, el hambre, las creencias, las supersticiones, la cultura, la magia, las distintas visiones de las cosas, la adaptación y/o sumisión, la lucha, los débiles, los fuertes, los aprovechados, los que no tienen nada, los que creen tenerlo todo, los conflictos externos, el conflicto interior…

    A través de una especial historia y especial protagonista como hilo conductor, su autor muestra la realidad de África, de esos pueblos donde irrumpe el hombre blanco, la cultura occidental, y lo remueve todo y trastoca todo, empeorando los problemas ya existentes y creando otros nuevos. Y cómo los más desfavorecidos de entre los desfavorecidos, son los que acusan más los cambios que todo esto trae consigo.

    Todo es un continuo intento por sobrevivir.
    La frase final de la novela, resume la esencia de la toda la historia, de todas las historias, de todos los personajes: “Un sueño puede ser el punto más alto de una vida”. Y es a eso, a un sueño, a lo que se agarran fuertemente para seguir viviendo, y a través de su personaje principal, el “niño-espíritu”, representa, en cierto modo, la vida de todos los demás, la tentación de la muerte para dejar de sufrir o el aferrarse a un sueño, o algo que amamos…, eterno dilema. Solo los que más sufren se sienten entre estas dos únicas opciones. Representa la vida como una lucha constante.

    La magia, lo extraordinario, está siempre presente a lo largo de toda esta historia. Fantasmas, seres extraños de formas increíbles, invisibles, animales inquietantes…situaciones fuera de cualquier orden natural, a veces son metáforas, bueno, quizás todas lo sean, al fin y al cabo está basada en leyendas, pero otras… es imprescindible creérselas si se quiere al menos rozar África.

    Si leéis este libro y sentís ganas de emborracharos con vino de palma y probar la sopa de pimienta, yo diría que se ha logrado… algo

  3. INVITADO QUE ESCRIBE EN LITERALIA Y QUE ME RESULTA CURIOSO PORQUE ME PARECE QUE ES LO MISMO DE REGINA IRAE…


    Invitado escribió

    “Una creencia africana, cuenta que existen los niños espíritus, que nacen y al poco mueren al sentir el sufrimiento de la vida, y es por ello que vuelven al más allá donde siempre son felices.
    Azaro es un niño de estos, pero él decidirá vivir, experimentar la vida, aunque a veces se vea tentado a abandonarla.

    En este libro, se entremezclan muchas cosas, nos habla de la vida, de la muerte, del sufrimiento, la pobreza, el hambre, las creencias, las supersticiones, la cultura, la magia, las distintas visiones de las cosas, la adaptación y/o sumisión, la lucha, los débiles, los fuertes, los aprovechados, los que no tienen nada, los que creen tenerlo todo, los conflictos externos, el conflicto interior…

    A través de una especial historia y especial protagonista como hilo conductor, su autor muestra la realidad de África, de esos pueblos donde irrumpe el hombre blanco, la cultura occidental, y lo remueve todo y trastoca todo, empeorando los problemas ya existentes y creando otros nuevos. Y cómo los más desfavorecidos de entre los desfavorecidos, son los que acusan más los cambios que todo esto trae consigo.

    Todo es un continuo intento por sobrevivir.
    La frase final de la novela, resume la esencia de la toda la historia, de todas las historias, de todos los personajes: “Un sueño puede ser el punto más alto de una vida”. Y es a eso, a un sueño, a lo que se agarran fuertemente para seguir viviendo, y a través de su personaje principal, el “niño-espíritu”, representa, en cierto modo, la vida de todos los demás, la tentación de la muerte para dejar de sufrir o el aferrarse a un sueño, o algo que amamos…, eterno dilema. Solo los que más sufren se sienten entre estas dos únicas opciones. Representa la vida como una lucha constante.

    La magia, lo extraordinario, está siempre presente a lo largo de toda esta historia. Fantasmas, seres extraños de formas increíbles, invisibles, animales inquietantes…situaciones fuera de cualquier orden natural, a veces son metáforas, bueno, quizás todas lo sean, al fin y al cabo está basada en leyendas, pero otras… es imprescindible creérselas si se quiere al menos rozar África.

    Si leéis este libro y sentís ganas de emborracharos con vino de palma y probar la sopa de pimienta, yo diría que se ha logrado… algo. “

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s