(14) Etapa decimocuarta: CASTROJERIZ – FROMISTA (Camino Francés a Santiago)

EN PREPARACIÓN… DEjARÉ EN BREVE, POR EL MOMENTO, EL TEXTO INDICATIVO DE LA ETAPA, QUE CORRESPONDE A ‘LA GUÍA DE PEREGRINOS’ ESCRITA POR JOSE MARÍA ANGUITA JAÉN.

.

ITERO DE LA VEGA, paisaje

*enlace: Itero de la Vega, paisaje

.

* Tras Castrojeriz, asentado en la ladera sur del cerro, el teso de Mostelares, entre el valle del río Odrilla y la vega del Pisuerga, es el último páramo Burgales. El río Pisuerga da entrada a la provincia de Palencia, y con ella, a la Tierra de Campos, con sus inmensas llanuras.

.

*enlace web: CAFÉ COKE, donde puedes estudiar esta etapa y sus correlaciones con las casillas del Juego de la Oca.

.

.

EXPERIENCIAS PEREGRINAS

1.
.

2.

.

3.

.

4.

.

5.

.

6.

.

7.

.

8.

.

9.

.

10.

Alfonso Biescas

16.03.04: Martes.

Hontanas-Boadilla del camino (414):

He dormido como un tronco. Es un placer encontrar un buen albergue, fresquito y practicamente vacío siendo Año Santo. Una gozada, un lujo. Hemos desayunado como hemos podido y nos hemos tirado al monte en una preciosa mañana.

.
Tras el caminito pleno de florecillas viene una deliciosa y tranquila carretera comarcal que te lleva hasta las ruinas del convento de San Anton, tan interesante, con tantas leyendas a su alrededor, con un rosetón formado por cruces de Tau, su emblema.

Aquí curaban los monjes las lesiones del “Mal del Fuego”, una especie de lepra que aparecía en los países del norte de Europa por el cornezuelo del centeno. Al llegar los peregrinos a la península y comer pan de trigo, mejoraban y lo consideraban un milagro hasta que se descubrió la causa. Abandonado tras la desamortización de Mendizabal, vive sus peores momentos como parte de una granja. Dicen que se está haciendo un albergue en su interior. Ojalá sea así y dé esta función la dignidad que se merece tan santo e histórico lugar.

En Castrojeriz, las palomas daban la vuelta al campanario de la iglesia de Santa María una y otra vez, en una espiral interminable. Tras observarlas durante un buen rato las dejo a su aire, y nunca mejor dicho. Es año olímpico y se empieza a notar.

.

Desde que hace sol y olemos tan mal, cada peregrino lleva un grupo de moscas que le acompaña allí a donde vaya. Un asco. Hay tratos y hay quien trata de pasar su grupo a otro por cualquier cosa. Pero la lealtad de las moscas es proverbial entre los caminantes. Una cruz.

.

*enlace: La Taberna de Toño (kasiKraK)

.
De parada obligada, “La Taberna” de Castrojeriz ofrece unos deliciosos desayunos. Amables y cariñosos reconfortan al caminante con buenas palabras y suculentos platos para lo que nos viene encima.

.
La cuestecita tras el puente es dura, pero al meter una máquina para mejorarla, este año está impracticable. Con la tierra blanda, la sudada que te metes es de cuidado. Arriba hace fresco y hay que abrigarse. Luego llega el maravilloso valle ante el que es imposible no extasiarse.

Para mí, este es uno de los trozos más bonitos del Camino a su paso por Castilla.

Llegando a Itero del Camino uno nota los kilómetros. Es un buen momento para descansar un rato sentado a la vera del camino. Al menos por estas tierras no se da como en otras partes en las que la carretera nacional, la carretera comarcal, la pista forestal y el Camino fugan paralelas hacia el horizonte sin encontrarse jamás. No lo entiendo, me parece un exceso. Al final, cada uno va por donde Dios le da a entender. Quizá es que la mente te hace travesuras al pasar tanto tiempo solo, caminando con muy pocas y muy básicas preocupaciones. Pero quizá es que los humanos hemos perdido los papeles. O la seriedad.

.
En Boadilla del Camino, hay un buen refugio privado. Esto permite acortar un poco esta etapa tan larga. Y la de mañana, tan sencilla y corta, queda más equilibrada. Así que tres de los cuatro que añoche dormimos en Hontanas hemos coincidido aquí. Relajados, con un maravilloso jardin y amables hospederos hemos descansado en la paz de la tranquilidad.

Diario de ALFONSO BIESCAS, Marzo/ 2004

.

.

11.

Juanjo Alonso Escalona logo de su diario

.

Eran las 6’30; estaba amaneciendo. Me cargué la mochila y con el sombrero, el bordón y la medalla de Santiago en el pecho, salí al exterior. Resti me dijo que tenía el aspecto de un auténtico y veterano peregrino. Luigi, por su parte, me recomendó que fuera pendiente de las flechas amarillas, indicadoras del Camino. Nada más salir advertí en la pared de enfrente la primera de esas señales. Me paré para atarme mejor las botas y, estando en ello, me dio alcance otro peregrino, que también pernoctó en el Albergue. Nos presentamos. El se llamaba Oscar y también empezaba el Camino en Castrojeriz. Mientras nos dirigíamos a la primera prueba, la subida de Mostelares, 1.400 mts de continua ascensión, me hizo el comentario de que él sólo haría el trayecto hasta Carrión. Otro año vería de continuar hasta Santiago. Fuimos juntos hasta Frómista. Nació una sincera amistad.

.

Coronado el alto de Mostelares, como a unos 3 kms encontramos la fuente del Piojo. En una pequeña plataforma había una mesa de piedra y unos bancos a la sombra de unos árboles, recientemente plantados; allí descansaban una parejita de jóvenes a quienes saludamos. El nombre de la fuente me dio pie para decir: seguro que el agua de esta fuente se sube a la cabeza. Al chico le hizo tanta gracia que se atragantó con el bocadillo que estaba comiendo. Aligerados de la mochila, bebimos agua hasta encharcarnos; estaba muy fresca y era muy fina. Entonces vi llegar a Luigi, que venía sofocado en busca mía. Me explicó que estuvo esperándome en el Albergue para venir de compañero conmigo, y además quería regalarme la Tau de San Francisco, porque yo era peregrino de verdad. Al decirle Resti que yo me había marchado, él apretó el paso para cumplir lo prometido. Le di un fuerte abrazo que le emocionó y los tres juntos reanudamos nuestro caminar.

.
A poco más de un kilómetro apareció la Ermita de San Nicolás, del siglo XIII. Es hermosa la imagen de Santiago Peregrino que se venera en su interior. Allí se encontraba un pequeño grupo de italianos, enviados por su obispo de Peruggia, para atender tanto a los peregrinos como al mantenimiento y conservación de la ermita. Es preciosa. Aquí oí hablar de un peregrino alemán que hacía el Camino a caballo; le llamaban Freddi. Le fui viendo por el Camino hasta Astorga, donde perdí su rastro.

.
Cruzando el Pisuerga hicimos de una tirada casi 11 kms, hasta Boadilla del Camino. El sol era muy fuerte y llegamos escasos de fuerzas y con mucha sed. A la entrada hay una noria manual, que, haciéndola girar, te recompensa con una riquísima agua fría. Bebimos y llenamos nuestras botellas para el resto de la etapa; aún quedaban 5 kms. y medio bajo un sol asfixiante.

.
En Boadilla hice un breve recorrido para admirar el bellísimo Rollo jurisdicional de piedra, gótico de finales del siglo XV. La Iglesia parroquial, dedicada a la Asunción de Nuestra Señora, posee un retablo renancentista con pinturas de Juan Villoldo (siglo XVI), rematado por un Calvario gótico del XIV. A Pedro de Flandes, Juan de Cambray y Mateo Lancrin se atribuye el retablo mayor realizado hacia el año 1548.

.
Luigi se adelantó con otros más jóvenes. Oscar se detuvo porque se le habían comenzado a hacer ampollas en los pies; me quedé con él. Se cambió de calcetines y calzado y decidió continuar. Ahora andábamos más lentos; él me pidió que yo siguiera a mi ritmo, pero me negué. Poco a poco fuimos avanzando hasta llegar a la orilla del Canal de Castilla. La humedad y los mosquitos hicieron más penosos los 4 últimos Kms.

.

Desfallecidos, agotada el agua de nuestras botellas, abotargados por el intenso calor, logramos llegar al Albergue de Frómista. Allí estaba Luigi, sus compañeros y otros para mí aún desconocidos, todos descalzos, tumbados por el suelo, sin resuello, para darnos la bienvenida. El Albergue estaba cerrado.

.
Despojado de mi mochila me tumbé sobre un banco de madera. Las avispas zumbaban a nuestro alrededor. Me dieron de beber, cosa que agradecí con toda mi alma, ya que no me quedaban fuerzas ni para andar los diez metros que me separaban de la fuente de la Plaza.

.
El Hospitalero llegó a las 14’45.
Tumbado sobre mi litera, estuve esperando turno para ducharme. Sólo había una ducha y éramos más de 30. Así que opté por visitar, una vez más, la joya románica de San Martín. Luigi me acompañó para escuchar mis comentarios, y visitamos también la de San Pedro. Unas jóvenes peregrinas me pidieron que les dejara seguir mis explicaciones, a lo que accedí con sumo gusto
.

.
En la de San Pedro se celebraba Misa a las 18 horas y me quedé con Luigi y las chiquitas. El aspecto de Luigi inquietaba a unas señoras, que se encontraban detrás de nosotros. Sus comentarios se cortaron cuando vieron que también él se acercaba a comulgar. Salimos, y después de invitar a todos a unos refrescos, volví al Albergue. Logré ducharme pasadas las 7 de la tarde.

.
Luigi y yo dimos un paseo y busqué una cabina para hablar con mis hijos. No pude contactar ni con Yago, ni con Juanjo. En nuestra casa tampoco había nadie; así que decidí llamar a casa de Rafa. Se puso su madre, simpatiquísima, a quien rogué que transmitiera a todos que me encontraba bien y que al día siguiente iría a Carrión.

.
Buscamos un Mesón para cenar y lo hicimos en uno muy próximo a la carretera de Carrión.

.

Diario de JUANJO ALONSO, Agosto/ 1997

.

.

12. Una amatista

.

Diario de mirada de agua

CastrojerizFrómista
6 de octubre de 2004

El amanecer es espectacular. El de hoy y el de estos últimos días también. Es uno de los placeres más importantes del día, de cada día para mí.

Sentir amanecer, sentir como llega la luz abriéndose paso entre distintos colores por todo el ancho cielo, que en esta tierra castellana, tan llana, se aprecia especialmente.

El fresco de la mañana, el comienzo del caminar, el sol acompañando, la vida despertando de la nocturnidad, con mi nueva compañera Rocío a risas nada más comenzamos el trayecto.

.

Hospital de San Nicolás

*enlace: El Camino en Monumentos

.
Paramos en Itero, en el hospital de peregrinos de San Nicolás. Está gestionado por una cofradía italiana, también es un sitio muy adecuado para pasar la noche, pero a nosotras no nos ha coincidido así. Muy amable el hospitalero italiano, nos invita a un tentempié compuesto por café y fruta.

.

Estábamos preocupadas por el agua de los pozos de la zona, mis compañeras que iban dos etapas por delante de mí, estaban pasando serias dificultades, diarreas y gastroenteritis.

Hablándolo con el hospitalero nos dijo que el agua era potable, lo que sucedía era que con el cansancio acumulado muchos cuerpos no tenían las mismas resistencias a los distintos minerales, que cada organismo establecía un aviso para que se produjera el descanso adecuado.

Mis conocimientos médicos son escasos. Lógica, y primeros auxilios, todo lo más. Pero lo que si veníamos comprobando todos era que cualquier peregrino, de cualquier edad, condición física, objetivos previstos para este Camino, que nos encontramos desde Roncesvalles, más tarde o más temprano, por unas razones o por otras, su cuerpo le estaba indicando que se lo tomase con tranquilidad. Empezábamos a descubrir que sí, que el equilibrio entre mente, espíritu y cuerpo era muy esencial…

Cuidar la espiritualidad es muy necesaria, unos lo hacían a través de rezos y unión con Dios, otros a través de descanso mental. De alguna manera sientes y aprendes a escucharte y a estar en comunión con la naturaleza. Creo que esta es una de las razones por las que te engancha el Camino: sentirse en comunión, sentirse en paz contigo mismo, con los demás y con el espacio, todo fluye de una manera muy natural.

Una vez más me sucede, el hospitalero no hacía más que observarme atentamente y me dice: “tengo algo para tí”. Coloca en mi mano una piedra, una piedra semipreciosa de color violeta, una amatista.

Me dice que imprime confianza en la persona que la lleva, que tengo mucha valentía y fuerza para llegar hasta donde me encuentro, pero además necesito encontrar dentro de mí la confianza y la paciencia.

A Rocío le regaló un rosario.
Seguimos caminando en paz y muy contentas por encontrarnos en Itero con esta persona. Rocío un poco más adelante decide quedarse y no caminar más. En mi caso quise continuar hasta Frómista, el camino no se me hacía duro, y sabíamos que nos encontraríamos al día siguiente en Carrión de los Condes
.

.

San Mart�n

*enlace: El Camino en Monumentos

.
Llego a Frómista, satisfecha conmigo misma, algo cansada pero muy contenta. La iglesia de San Martín es preciosa, la tarde se presentaba con lluvia de tormenta, y pensé que soy una persona muy afortunada.

– Diario de GUADALUPE, Mirada de agua, Octubre/ 04 –

.

.

13.

.

.

Enlace a todos los artículos de esta temática:

en: EL CAMINO DE SANTIAGO (itinerario que sigue la Vía Láctea)

¿Dónde encontrar más historias e información? Diarios de Peregrinos

.

EL DISCAPACITADO Y EL CAMINO

*ENLACE WEB: EL CAMINO DE SANTIAGO PARA PERSONAS CON DISCAPACIDAD

.

Anuncios

5 Respuestas a “(14) Etapa decimocuarta: CASTROJERIZ – FROMISTA (Camino Francés a Santiago)

  1. PARA PERSONAS CON DISCAPACIDAD TAMBIÉN SE EDITAN CAMINOS:
    .
    .
    .

    CASTROJERIZ – PUENTE FITERO 9 KM

    Se recorre Castrojeriz por la calle Real que le vertebra, sin ninguna posibilidad de despistarse, hasta la propia salida del pueblo en que hay que cruzar la carretera de Villasandino; seguir recto; las señales siempre están renovadas, cruzar la otra carretera, la que va a Castrillo Matajudíos y a Melgar de Fernamental, para acercarnos a la vega del río Odra, pasando por las alcantarillas de Bárcena y ascender la espectacular cuesta de Mostelares, absolutamente imposible para cualquier tipo de vehículo y, siguiendo las señales de la paramera, acercarnos a la Fuente del Piojo. Se sigue la pista de la concentración parcelaria, que asciende un poco, y en la parte más llana el Camino francés gira a la izquierda en dirección a la ermita de peregrinos de San Nicolás de Puente Fitero, que aboca en derecho al Puente de la Mula. La otra margen ya es terreno de la provincia de Palencia.

    Valoración de la accesibilidad del subtramo:

    La salida de Castrojeriz se realiza por un camino parcelario practicable hasta las alcantarillas de Barcena en la vega del río Odra. A partir de aquí, debe seguirse el camino de grava suelta que discurre paralelo al río, por su izquierda.
    La Cuesta de Mastelares asciende al cerro en un camino de algo más de un km., con severas pendientes que imposibilitan el tránsito incluso con ayuda. Asimismo, la bajada presenta los mismo inconvenientes que la hacen inaccesible

    .

    .
    .
    .
    PUENTE FITERO – ITERO DE LA VEGA, 3KM

    Sobre el río Pisuerga, tras el puente, tomar a la derecha una pista. A la izquierda, la ermita de la Piedad.
    Seguimos la pista y entramos en Itero de la Vega.

    Valoración de la accesibilidad del subtramo

    :

    Una vez cruzado el Puente Fitero, el camino es sigue una pista de grava suelta y muy ancha hasta Itero de la Vega. Dependiendo del tipo de discapacidad, se aconseja continuar por la carretera P-432 hasta el cruce con la carretera de Astudillo, donde giramos a la derecha y proseguimos hasta entrar en Itero de la Vega, realizando todo el recorrido por una vía accesible, aunque insuficientemente señalizada.

    .
    .

    Y YA EN TIERRAS DE PALENCIA:
    .
    .
    ITERO DE LA VEGA – BOADILLA DEL CAMINO 8’5KM

    Pasado el Pisuerga por el Puente de la Mula, se entra en tierras de Palencia; bien señalizado, a la derecha, el Camino francés; a solo 200 m, los tractores han hecho unas roderas que en tiempo de lluvia lo hacen intransitable. Itero de la Vega está cerca (menos de 2 Kms.), se deja a la izquierda la ermita de la Piedad, y se entra en el pueblo cruzándolo; se puede tomar como referencia la iglesia; el lugar es pequeño y no hay ninguna dificultad para dirigirse hacia la carretera Osorno – Astudillo que cruzamos de frente. Se inicia una pista muy recta en la que a la izquierda aparece un pedrusco en el que se ha grabado “Antigua aldea de Fompedraza”.
    El suelo es molesto por el descalce de la rodadura, piedra suelta. Algo mejora a partir del Puente y sobre el Canal del Pisuerga. Los cambios de rasante son mínimos y la pequeña mota del “Alto del Paso Largo”, con muy poco de “alto”, no hace más que justificar lo relativo de las apreciaciones en una gran planicie. Desde lo alto de este Paso se ve Boadilla, a 3 Kms. Hay tramos que gritan por un recebo urgente. El descenso es muy suave y se alcanza Boadilla por el espacio arbolado de la curiosa Fuente Vieja, con un timón.

    Valoración de la accesibilidad del subtramo:

    Al salir de Itero de la Vega, el camino es una pista parcelaria de gravilla suelta, con un firme desigual; además, en ambas vertientes del Alto del Paso Largo aparecen guijarros. En algunos tramos la dificultad es mayor por el desgaste del pavimento, lo que hace necesaria la ayuda para avanzar, aunque lentamente.

    .
    .
    BOADILLA DEL CAMINO – FROMISTA 5,5 KM

    Se entra por la plaza del Rollo (en la que está el crucero y la iglesia, así como un albergue de peregrinos), y se sale Tramo: Itero de la Vega-Frómista ficha31 por la calle Mayor; pero tiene algo de complicado dejar este pueblo; hay que atravesarlo, aunque no en el sentido de la marcha hacia Occidente, que sería lo normal, sino en dirección Norte y confiar en las flechas amarillas hasta llegar al borde de un canal elevado y entonces girar a la izquierda, con suficientes señales, pero con el suelo muy descalzado, que, pasado un kilómetro, mejora, y nos encontramos con el Canal de Castilla; su camino de sirga, ahora Camino de Santiago, está en óptimas condiciones, es muy agradable caminar por su margen, y termina en las esclusas; por encima se salva el Canal, pasamos por el túnel bajo la vía del ferrocarril y cruzamos la carretera.

    Valoración de la accesibilidad del subtramo

    :

    La salida de Boadilla del Camino se realiza por una pista parcelaria, con piedra suelta, bastante deteriorada por la rodadura. Antes de alcanzar el Canal de Castilla, el camino mejora significativamente hasta llegar a Fromista.
    Se puede avanzar con facilidad, aunque esporádicamente podemos encontrar algún pequeño trecho con abundante gravilla suelta que dificulta el paso.
    Justo antes de entrar en Frómista, las señales indican que el cruce del Canal debe hacerse por las esclusas. Para salvar la dificultad, se da un pequeño rodeo siguiendo la pista hasta alcanzar el puente de la carretera N-431.
    La travesía por el casco urbano, claramente señalizada, discurre por aceras sin bordillos rebajados, lo que hace necesaria la ayuda a la persona con minusvalías.

    .
    .
    .

    REFERENCIAS DE HOSPEDAJE Y DEMÁS SERVICIOS QUE OFRECE ESTA PÁGINA

    Itero del Castillo

    Alojamientos
    ALBERGUE DE SAN NICOLÁS

    Otra información de interés
    PUENTE DE FITERO: Mandado levantar por Alfonso VI sobre el río Pisuerga.
    ANTIGUO HOSPITAL DE SAN NICOLÁS: Perteneció a la Orden de San Juan, hoy restaurado y reconvertido en ermita de San Nicolás y en albergue de peregrinos gracias al empeño de la Confraternitá de San Jacobo e Perugi.
    IGLESIA: La iglesia parroquial es del siglo XVIII y está dedicada a San Cristóbal.
    FORTALEZA: En ruinas. Solo queda el torreón o castillo que da nombre al pueblo.
    FIESTAS: Fiestas Patronales se celebran el 25 de julio a Santiago y el 6 de diciembre se festeja San Nicolás.
    AYUNTAMIENTO: Tlf. 947 450 193.

    .
    .
    .

    Itero de la Vega

    Alojamientos
    ALBERGUE MUNICIPAL DE PEREGRINOS

    Servicios de salud
    CONSULTORIO. Dispone de consulta diaria a las 12:30 horas. Enfermería: lunes, miércoles y viernes.
    Otra información de interés

    OTRAS REFERENCIAS CULTURALES:
    ERMITA DE LA PIEDAD: Fechada en el siglo XIII. Conserva una hermosa talla de Santiago Peregrino.
    IGLESIA DE SAN PEDRO: Lo más bello del templo es su portada gótica del siglo XIII, en la cual se conservan aún restos de pintura, gracias a la protección que le ofrece su porche. La iglesia se fue ampliando y reestructurando entre el siglo XVI y el XVII, momento en el que se terminaron las bóvedas. La sacristía guarda una preciosa reja que protege el archivo y el joyero parroquial labrado por Matías López. También son interesantes un grupo escultórico de la Virgen, Santa Ana y el Niño (siglo XIV) y un sarcófago (siglo XV).
    FIESTAS: Las fiestas patronales se celebran el 8 de septiembre, la Virgen de la Piedad.
    AYUNTAMIENTO: Tlf. 979 151 829.

    .
    .
    .
    BOADILLA DEL CAMINO

    Alojamientos
    ALBERGUE DE PEREGRINOS DE BOADILLA

    Otra información de interés
    IGLESIA DE SANTA MARÍA: Monumento Nacional. Consta de tres naves. Alberga mucho arte en su interior, además de una pila bautismal del siglo XIII.
    FUENTE: Curiosa, ya que para extraer el agua es preciso hacer girar una rueda metálica en forma de timón de barco.
    ROLLO JURISDICCIONAL: Adornado con motivos góticos y platerescos de claro sabor jacobeo. Junto a este rollo se juzgaba a los reos y, amarrados a él, eran ajusticiados.
    FIESTAS: En el mes de junio se celebran las fiestas patronales en honor a San Antonio.
    AYUNTAMIENTO: Tfl. 979 810 390.
    Hay autobuses a Frómista, aunque no todos los días.

    .
    .
    .

    FROMISTA

    Alojamientos
    ALBERGUE MUNICIPAL DE FRÓMISTA
    CENTRO DE TURISMO RURAL SAN TELMO
    HOTEL SAN MARTÍN

    Dónde comer
    RESTAURANTE VILLA DE FRÓMISTA
    RESTAURANTE CAFETERÍA LOS PALMEROS
    BAR GARIGOLO
    BAR RESTAURANTE VAN-DOS

    Otra información de interés
    CONSULTORIO: Avda. del Ejercito. Es un centro de atención primaria.
    MONUMENTO A SAN TELMO: Patrón de los navegantes que nació en esta ciudad.
    ERMITA DE SANTIAGO: Antes de entrar en el núcleo de población, lo primero que nos encontramos es esta ermita, también llamada del Otero.
    FORTALEZA DE SANTA MARÍA DEL CASTILLO: Localizada en la parte más alta de la villa, fue realizada siguiendo el estilo gótico tardío; su planta presenta tres naves separadas por pilares y cubiertas con bóvedas. Son interesantes sus portadas renacentistas. Su más valiosa joya es un retablo, modelo políptico, integrado por 29 tablas de clarísima influencia flamenca, cubiertas por Frómista doseletes góticos. Fue robado en 1980 y recuperado en 1981 en Bruselas.
    IGLESIA DE SAN MARTÍN: Perteneciente al monasterio del mismo nombre, que un incendio destruyó en el siglo XV. Es, sin duda, uno de los edificios mas bellos y más significativos del románico Europeo. La nave responde al tipo basilical, tiene tres naves culminadas en la cabecera por tres ábsides cuyo volumen es igual al de las naves que cierran.
    IGLESIA DE SAN PEDRO: Comenzó a construirse en el siglo V en estilo gótico y recibió su forma definitiva en el siglo siguiente. Posee una torre rotunda, sumamente maciza, formada por cuatro grandes cuerpos. Destaca su portada renacentista diseñada por el maestro Escalante hacia el año 1560. La planta del templo se organiza en cinco tramos y tres naves divididas por pilares asciculados, que soportan las bóvedas de crucería estrellada. Su retablo mayor sigue un esquema clásico, inspirado en el estilo herreriano. En cuanto a los motivos escultóricos del templo hay que reseñar el grupo del Descendimiento de la escuela castellana y dos imágenes de los apóstoles Pedro y Pablo, del siglo XV.

    OFICINA DE TURISMO: Plaza el Tui, 11. Tlf. 979 81 07 63.

    FIESTAS: fiestas patronales el 2 de mayo (San Telmo) y 8 de septiembre (Virgen del Otero). Celebran, a su vez, la festividad de San Antón o la fiesta “Ole”, el 17 de enero.
    AYUNTAMIENTO: Tlf. 979 810 001.
    Dispone de autobuses.

  2. ESPACIO RESERVADO PARA TODA LA INFORMACIÓN REQUERIDA DE LA GUÍA DEL PEREGRINO DE JOSE MARÍA ANGUITA JAEN QUE NOS COMPRAMOS.

  3. FRAGMENTO CORRESPONDIENTE A ESTA ETAPA DE ‘PEREGRINATIO’ DE MATILDE ASENSI

    Cuando abandonéis la capital de Castilla con dirección a León os encontraréis en primer lugar la población de Tardajos, donde hay un buen hospital para peregrinos, y, a menos de una milla, la aldea de Rabé. Pero, lo mismo que entre Viana y Torres del Río, aunque la distancia que separa ambos lugares es pequeña, os resultará interminable a vosotros y a vuestras pobres caballerías, que tendrán que avanzar hundiendo sus patas en el lecho cenagoso. No es de extrañar, pues, el dicho popular:

    DE RABÉ A TARDAJOS, NO TE FALTARÁN TRABAJOS. DE TARDAJOS A RABÉ, ¡LIBÉRANOS, DOMINÉ!

    Después de estas ciénagas os internaréis en una desolada e inacabable meseta que os llevará hasta Hornillos, a cuyas puertas veréis el magnífico Hospital de San Lázaro. No pases de largo frente al pequeño monasterio de San Boal sin fijarte bien, pues se trata del primer enclave antoniano de los páramos de Castilla. Vuestro siguiente descanso lo haréis tras un tramo de peñascales, en Hontanas, cuyas fontanas —que de ahí le viene el nombre— son las más grandes de la zona y las de aguas más saludables. Pero no os solacéis allí mucho tiempo porque, si salisteis de Burgos al amanecer, la noche estará próxima y, siguiendo la calzada, deberéis llegar al cenobio de San Antón, poco antes de Castrojeriz, donde los monjes antonianos, cuya historia recordarás sin duda, os estarán esperando. Allí acuden todas las semanas los enfermos del Fuego de San Antón, los llamados malatos, a recibir la bendición que los monjes imparten con sus cruces en forma de Tau, una Tau que, además, ellos mismos ostentan, grande y de color azul, sobre sus hábitos negros. Ya te conté entonces, aún sin reponerme de mi asombro por su inesperada aparición en el Camino, que los antonianos son los hermanos menores de los otrora templarios y ahora caballeros de Cristo, y que comparten con ellos los conocimientos fundamentales de los secretos herméticos. Baste decir que la Orden está puesta bajo la advocación de san Antón y de la santa anacoreta María Egipcíaca, que nunca existió, pues se trataba en realidad de la bella e inteligentísima prostituta alejandrina Hipacia, fundadora de una influyente escuela en la que se enseñaba matemáticas, geometría, nigromancia, astronomía, alquimia, medicina, filosofía, magia… Como no podía ser de otro modo, Hipacia, patrona de las brujas y hechiceras —entre ellas Sara, naturalmente—, tenía a la Iglesia por enemiga y un monje fanático llamado san Cirilo espoleó a la chusma contra ella de manera que la bella dueña tuvo que huir al desierto para escapar de la muerte. En él permaneció cuarenta y seis años hasta que, según cuenta la leyenda creada por Roma, el santo varón Zósimo la encontró y quedó maravillado por el portento de su insólita supervivencia. La Iglesia la renombró como María y la consagró en los altares, convirtiéndola en lo que nunca fue. Curiosamente, el cuerpo del también anacoreta egipcio Antonio el Ermitaño, canonizado como san Antonio Abad y más conocido como san Antón, fue encontrado asimismo en el desierto, aunque doscientos años después de su muerte.

    En esta ocasión, Jonás, no tendrás que esconderte de los antonianos como en el viaje anterior. Antes bien, deberás acercarte a ellos y seguir todas sus indicaciones. Verás que frey Esteváo te deja en sus manos durante algunas semanas, tiempo en el que permanecerás dentro del monasterio a disposición de todo lo que te manden. Como ya conoces el edificio no te sentirás extraño y, la verdad, me río al afirmar tal cosa, pues recuerdo bien nuestra ronda nocturna en la oscuridad, circulando por pasillos y salones mientras éramos silenciosamente observados por un buen número de antonianos y de milites Templi. Esta vez, ingresarás por la puerta principal y no por un portillo de las cocinas. Con los monjes de san Antón efectuarás el cuarto grado del remoto ceremonial que iniciaste en Tiermas. Deberás estudiar ciertos aspectos importantes y secretos de disciplinas tales como alquimia y medicina y, después, en el transcurso de una bella ceremonia, los antonianos te harán entrega de las calzas bermejas de escarlata, símbolo de las acciones materiales o terrenas que, desde este momento, realizarás con la misma rectitud e integridad que se le reconocen a tu alma tras vestir los ropajes blancos. Las nobles calzas bermejas evitarán que marches a tontas y camines a locas, presumiéndose que adquieres con ellas el dominio de ti mismo y una gran fortaleza de carácter.

    El día de tu partida del cenobio, Esteváo te recogerá de buena mañana y os alejaréis de allí en dirección a Castrojeriz. Desde este punto hasta Las Médulas es térra incógnita para ti —y también para mí—, pues en la anterior ocasión fuimos trasladados en el interior de un carretón cerrado de los que se utilizan para el transporte de presos. Durante cuatro interminables días atravesamos con toda premura las llanuras castellanas de Tierra de Campos, el abrupto páramo leonés y los Montes de Mercurio1. Ahora harás el mismo camino pero con sosiego, en libertad y a lomos de tu bridón de caballero.
    TE PREGUNTARÁS, PUES, CÓMO VOY A GUIARTE EN TU PEREGRINATIO SI NO CONOZCO ESTA PARTE DE LA RUTA. CREO QUE YA TE COMENTÉ AL PRINCIPIO DE ESTA MISIVA que, durante los últimos años, una parte de mi trabajo ha sido la de dirigir una mesnada de caballeros de Cristo que se ha estado encargando de vaciar y eliminar furtivamente los antiguos escondites de los tesoros en el Camino. Ellos son, a través de mí, quienes te guiarán desde ahora hasta que llegues a Las Médulas, donde yo retomaré de nuevo las anotaciones de la crónica que escribí en el año de mil trescientos diecinueve y que estoy utilizando para componerte este pequeño liber manualis.

    Pues bien, dejad atrás Castrojeríz y preparaos para entrar pronto en la mencionada Tierra de Campos, una inacabable sucesión de planicies yermas sobre las que el sol se abate con furia. Cerca de los pueblos y villas encontraréis cultivos de granos y cercados para el ganado, pero el resto es agro vacío en el que apenas encontraréis una sombra bajo la que cobijaros. Pocas millas después de salir del cenobio de los antonianos llegaréis al Pons Fiteria2 sobre el Pisuerga, al lado del cual hay un monasterio de la Orden de San Juan de Jerusalen. Pasad de largo sin llamar la atención y dirigios hacia Boadilla del Camino y, después, a Frómista, donde tomaréis un buen vino y podréis solazaros con la visita a la iglesia de San Martín, en la cual, entre otras maravillas, veréis los famosos trescientos quince canecillos de los aleros del tejado. El Camino es, en este tramo, duro y cruel con los peregrinos. Aprovecha la soledad para reflexionar sobre tu futuro, ahora que ya tienes más elementos de juicio que te permiten sacar partido de lo que estás viendo y aprendiendo.

  4. Pingback: AYMERICH PICAUD - ix - (iglesia de San Martín - FRÓMISTA) « Blog Archive « EXPERIENCIA PEREGRINA

  5. Pingback: A Santiago fui… « Los cuadernos de Yladah

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s