CATEDRAL DE JACA – ii – EL CRISMÓN DE SAN PEDRO

.

.

* Galería de un_mar_de_calma

.

.

… El templo tuvo que plantearse como portador de un mensaje acorde con la sagrada reliquia que debería albergar; un mensaje que daría cuenta de su significado, concentrando una simbología que rebasaba con creces los límites de la devoción para integrarse en las profundidades del misterio trascendente del ser humano. Sólo así podemos abordar las claves catedralicias.

.

La primera muestra la tenemos en la entrada oeste, la que, por debajo del atrio, daba paso a los peregrinos.

.

.

* Tímpano y crismón, pintado por el peregrino ANTÓN HURTADO

.

.

En el tímpano de esta portada aparece un soberbio crismón de ocho brazos que contiene en su estructura todo el mensaje mandálico, incluso a través de las ocho flores de diez pétalos que lleva inscritas.

.

Los elementos que conforman el crismón constituyen un conjunto de signos ortodoxos en su apariencia, pero reveladores de un mensaje profundo que afecta a su orden y límites. Desde la cruz ansada de la eternidad isíaca de los egipcios, convertida en P -la Ro griega- de un supuesto anagrama de Xristos, hasta el recuerdo del saber serpentino, manifestado en la S que se enrosca en el palo inferior de la misma cruz, el misterio de la simbología acumulado en el crismón viene a explicar que quien sepa leerlo podrá extraer de él la lección que encierra. Por eso, el círculo del crismón lleva una inscripción significativa:

HAC SCULTURA LECTOR SIC NOSCERE CURA;

HII TRES IVRE QVIDEM DOMINVS SVNT VNVS ET IDEM

P PATER A GENITUS DVPLEX EST ESPIRITUS ALVMVS;

.

Es decir:

”En esta escultura, lector, pro cura reconocer lo siguiente. P (es) el Padre, A el Hijo, y la doble O del espíritu Anímico. Los tres son, por ley, un único y mismo Señor”

El mensaje, dirigido ”al que sabe leer”, de la clave espiritual de la unidad de los opuestos: el alfa y el omega, escamoteando la explicación serpentina y haciendo olvidar la interpretación ortodoxa del anagrama con la que se intentó redefinir la simbología del crismón.

Pero el timpano contiene más mensajes…

.

.

Detenemos aquí las explicaciones de Juan G. Atienza en suRuta Sagrada’... porque yo recuerdo haber leído algo en lo que parece que él está basándose…. Así que busco a Charpentier en ‘El misterio de Compostela’. Quiero aclararme un poco más, y quizá así lo consiga…

.

.

”… En todos aparece grabado el crismón, signo sobre el que ya hemos hablado, pero sobre el que habremos de extendernos, puesto que parece haber sido un símbolo mucho más importante que la concha para los constructores del camino de Santiago.

.

.

* Galería Románico de Huesca, de JESÚS

.

.

Lo que se denomina crismón es un signo que parece estar constituido por las letras X y P, mayúsculas de las letras griegas ji y ro. Hace mucho tiempo, se llegó a la conclusión que se trataba del anagrama de Cristo, dado que esas dos letras son las iniciales de la voz griega Christos, el Ungido.

Se cree también que éste era el famoso signo que Constantino, convertido al cristianismo, habría hecho grabar sobre su estandarte, el labarum, después que una voz le hubiera anunciado: in hoc signo vinces, ”con este signo vencerás”, antes de derrotar a Malencio bajo los muros de Roma.

.

.

.

.

Lactancio, que relata la visión de Cosntantino, no habla, por lo demás, de la letra ro, sino de una línea que termina formando un círculo y que atraviesa verticamente una X, que nosotros llamaríamos actualmente cruz de San Andrés.

Según Geoffrey Russel, el crismón de Constantino sería efectivamente ji-ro, pero se trataría aquí de una variante de la cruz provista de un asa, símbolo de la vida en las religiones de Egipto, y Russel recalca que el enigma del crismón podría en realidad ser muy parecido al del laberinto; siendo idéntico el bucle de la ro al formado por el centro del laberinto.

Y esto abre algunas perspectivas.
En efecto, si consideramos una especie de estilización del laberinto reducido a la cruz del centro que separa el ”mundo exterior” del ”mundo interior”, obtendremos esa cruz cuyo brazo superior se dobla para formar un bucle o lazo; signo que, por otra parte, existe en los petroglifos gallegos.

.

.

.

.

De hecho, se trata aquí de la cruz provista de asa, jeroglífico egipcio, símbolo de la vida eterna que todas las momias y todas las representaciones de faraones llevan consigo en el momento de comparecer a juicio ante los dioses. Es el signo mismo de la consecución iniciática, el del acceso a la vida eterna.

Este signo existe también en los petroglifos.

.

.

San Miguel de Escalada (León)

.

.

Pues bien, es exactamente este ”crismón” simplificado -uno de los más antiguos, sin duda- el que encontramos en el monasterio mozárabe de San Miguel de Escalada. Sólo que el bucle se ha convertido en una P, considerada como una ro, y se le ha añadido alfa y omega (signos que también aparecen en los petroglifos).

Es probable que se trate de una rememoración de la frase: Yo soy el alfa y el omega, frase que, por lo demás, se aplica muy bien a este símbolo de vida eterna.

La siguiente variación es la aplicación de la P, no sobre una cruz latina, sino sobre una cruz llamada de San Andrés -y no me atrevería a afirmar que no existe alguna idea de arrianismo, por aquel entonces muy afincado en los países meridionales, en ese empleo-; y se obtiene así el crismón que conocemos al que se añaden las A y W que se han hecho tradicionales…

Se añade luego al conjunto la S latina, que tanto puede ser una letra como la serpiente trepadora del símbolo del caduceo, por diversos motivos parecida a la cruz provista de asa. En efecto, la S no tiene derecho ni revés.

Naturalmente, se creyó que dado que aparecían letras, era preciso leer este signo como si se tratar de una disposición alfabética.

Ésta es la tesis generalmente admitida por todos aquellos que pretender leer en él: Christos. Pero esto ofrece muchas dificultades. Ante todo, debido a las mismas letras: ¿por qué esta alfa mayúscula y esta omega minúscula? Y, sobre todo, ¿Por qué esas letras griegas, ji, ro, alfa, omega, junto con una S latina y no una sigma?

Además, estas letras no están fijas, siendo los cambios de posición entre el alfa y la omega sumamente frecuentes.

.

.

www.claustro.com

.

.

En Santa Cruz de Serós, incluso, la omega aparece a la izquierda, el alfa abajo y la S a la derecha… Y esto debe tener su significación.

En tal caso, ¿se trata de letras o de signos?

No podemos evitar establecer la semejanza entre esas letras y los ”signos” petroglíficos dibujados en los peñascos de Galicia; todas esas ”letras”, en efecto, se hallan en forma de signos en los peñascos; como también se encuentran en los ladrillos neolíticos de Alvao, o los de Glozel: A, X, I, P, w, S. Además, en ellos se descubre igualmente la estrella de seis brazos que forma el crismón.

Se impone también otro hecho. El crismón es un signo del camino de Santiago. Es un signo de constructores pirenaicos. En el Norte sólo aparece raras veces y, según parece, posteriormente, en tanto que casi todas las iglesias meridionales, desde las más antiguas a las más conocidas, lo muestran. Desde Jaca a Compostela, no hay una sola que no lo tenga.

Éste es el motivo por el cual no dudo en ver en este grafismo, cualquiera que sea el origen que se pretenda atribuirle y cualquiera que fuera el empleo que e hubiera hecho de él más tarde por parte de los clérigos, una especie de marca de fraternidad de constructores; sin duda, aquellos que, después de haber sido los ”jacques”, se convirtieron, dentro de la cristiandad, en los ”Hijos del Maestro Jacques”, y que pusieron su firma con ese crismón a lo largo de la ruta iniciática.

¿Firma? ¿Pero acaso no es este mismo sentido el que tiene el crismón de la gran vidriera del siglo XII de la catedral de Chartres, obra de un adepto y de cristaleros de Saint-Denis? Leyendo esta vidriera, que se reparte entre las tres grandes ventanas de occidente, de derecha a izquierda como corresponde, el crismón constituye su último medallón, abajo a la izquierda, allí donde el artista pone su firma, al final de la obra.

Firma; pero quizá también etiqueta o marca de fábrica; una especie de afirmación de que la iglesia revestida con este signo está adecuadamente construida según las normas tradicionales nacidas en épocas remotísimas, y que para el hombre tiene valor de claustro materno… Pues este crismón, incorporado al ”Péndulo de Salomón”, parece que es empleado aún por los ”Compagnons de los Devoirs”, si bien no como instrumento de trabajo, al menos como esquema utilizable en la disposición natural de las construcciones.

Dado que toda cosa de valor tiene múltiples aspectos, es posible, además que este crismón pueda leerse alfabéticamente

En el signo más simple, es decir, la rueda de seis brazos con el alfa y la omega, se leería fácilmente IAXO, que puede ser una forma fonética de Iago: Jacques; lo que, después de todo, no es más absurdo que pretender encontrar el nombre de Cristo.

Considerando solamene las letras que aparecen ”en sobreimpresión” sobre la cruz: ROSA. El conjunto forma ROSA-CRUZ; ahora bien, cuando aparecieron los grandes Rosacruces operativos del gótico, en lugar del crismón dibujaron los grandes rosetones luminosos. Del crismón al rosetón, el camino es directo.

Finalmente, enigma entre los enigmas, algunos crismones llevan bajo el bucle de la ro una pequeña raya que la convierte también en una tau; y encontraremos de nuevo aquí una palabra que puede ser la palabra clave del famoso cuadrado mágico: Sator, arepo, tenet opera rotas que nadie ha conseguido jamás descifrar de un modo satisfactorio:

.

.

link: Historia Clásica

.

.

ROTAS, pero también TAROS, el indescibrable juego iniciático.

.

El crismón, desposeído de sus letras griegas, tal como aparece dibujado en el panteón templario de San Juan de la Peña, es decir, la estrella de seis radios, es,para los alquimistas, el símbolo del Spíritus mundi, el espíritu universal, que es también la fuerza universal (un poco la N’wouivre de los druidas) que permite, gracias a la concentración y la fijación obtenidas en la Gran Obra, obtener al mismo tiempo la medicina universal y el ”polvo de proyección”, agente de las transmutaciones.

Pues bien, la ascesis de las ”fraternidades” y las ascesis alquímicas son de la misma naturaleza en sus medios físicos y filosóficos de penetración de la esencia de las manifestaciones materiales.

Por otra parte, no podemos olvidar que el ”camino de Compostela” es uno de los nombres dado por los alquimistas al largo trabajo de laboratorio que, a través de operaciones y pruebas sucesivas, desemboca en el resultado final de la piedra filosofal; lo cual explica sin duda este aspecto hermético de los capiteles de San Juan…

.

.

* San Juan de la Peña en las Galerías de un_mar_de_calma

.

.

Desde el comienzo del camino de Compostela, el juego está ”declarado”. Se trata de un camino iniciático de gentes que van a buscar, dentro de su oficio y gracias a su oficio, un conocimiento superior, al mismo tiempo que una transformación profunda de sí mismos… y que se inician en esta búsqueda mediante ceremonias desconocidas, primitivamente celebradas en el seno de la Tierra Madre de donde viene todo saber y transformación.

Éste es sin duda el origen del sentido sagrado de esas grutas, tanto en Santa Cristina como en San Juan de la Peña, que los cristianos utilizaron y que fueron en seguida reemplazadas por iglesias erigidas tradicionalmente.

Se comprende que Cluny, que fue la mayor abadía de constructores en una orden que había tantos carpinteros y talladores de piedra, hubiera comprobado la necesidad de ”cubrir” cristianamente este camino que vincularía la cristiandad con la ciencia tradicional.

No parece que Cluny hiciera jamás ninguna tentativa para destruir la tradición pagana de base, antes al contrario, el abad borgoñón parece haber enviado a sus propios obreros, monjes o laicos, a la escuela de esta ”universidad” y es lícito preguntarse si el gran arte de Cluny no tiene quizá su origen en el camino de Compostela. Cuando menos, la abadía adquirió, en ese terreno, tanto como aportaba. En cuanto a pretender dosificar las influencias, como gustan de hacer los especialistas, no es precisamente tarea fácil.

Los eruditos discuten, con gran acompañamiento de publicaciones doctas, sobre los orígenes de la mayor parte de monumentos: si Santa María la Mayor de Olorón sirvió de modelo a la catedral de Jaca, o al revés; si Saint-Sernin-de-Tolouse fue un esbozo o una copia de la basílica de Santiago de Compostela… Y se habla de influencia francesa, de influencia ibérica, de prioridades, en tanto que es evidente que se trata de una fraternidad de constructores, entre los cuales había gentes que procedían de diversos lugares, incluso tal vez de los árabes, que han dejado su marca desde Tolouse a Compostela

Sin duda, cuando se organice el camino de los peregrinos ”penitentes”, tales influencias aparecerán … Pero el crismón habrá desaparecido.

Un hecho hay que recordar: cuando los viajeros abandonaban la región de las grutas de Jaca, de San Juan o Sasabé, pasaban cerca o por el interior de un pueblo que lleva el nombre de Atarés; pues bien, en vasco, Atari significa puerta.

De este modo, debidamente preparados, cruzaban la puerta del camino.

.

.

Esta entrada se suma a la etapa:

♦ (1) Etapa primera: SOMPORTJACA (Camino aragonés)

Anuncios

4 Respuestas a “CATEDRAL DE JACA – ii – EL CRISMÓN DE SAN PEDRO

  1. (…)

    La importancia del crismón de la catedral de Jaca radica en que es un eslabón, un gozne en la historia del crismón. Es puerto de llegada de una tradición que comienza en los epitafios cristianos de mediados del siglo II y es a su vez, con sus innovaciones doctrinales, punto de partida para toda una serie de crismones presentes en el arte románico.

    (…)

    Representan el paraíso celeste en que transcurre la eternidad ya que son flores «alusivas a las praderas celestes» (Azcárate, 1976, pág. 145) que simbolizan el Edén (cf. Caamaño, 1978, pág. 204).

    (…)

    Ì cruxÉ Hac in scvlptvra lector sic noscere cvra: P(e) Pater A Genitvs dvplex es{t} Sp(iritv)s almvs: Hi{i} tres ivre qvidem dominvs svnt vnvs et idem.

    Texto distribuido en versos:

    Hác in scúlptvrá, lectór, sic nóscere cúra:

    Pé Pater, Á Genitús dvpléx, est Spíritvs álmvs.

    Híi tres iúre qvidém dominús svnt únvs et ídem.

    Variantes: scriptura Gaillard, Sené // si gnoscere Torres, Gaillard, Weisbach, del Arco, 1952, Dolç; si cnoscere del Arco 1942, Sené // curas del Arco, 1942 // duplex est [S] Weisbach, del Arco, 1952; est S Gaillard, Sené // spiritus del Arco, Dolç, Enríquez de Salamanca, Iturgáiz // Hi Gaillard, Torres, Weisbach, del Arco, 1952, Sené.

    Traducción:

    «En esta escultura, lector, debes interpretar lo siguiente: Pe (significa) el Padre; A el Engendrado (de) doble (naturaleza), S el Espíritu Vivificante [2]. Estos tres son en verdad por derecho propio un único y mismo Señor».

  2. He estado releyendo todo esto y alguna cosas más por ahí… que la gente publica en Internet a través de haber leído antes en Internet queda patente… pero que verdaderamente alguien tenga idea del algo… en Internet o en interpretación simbólica, incluido Juan G. Atienza… me está pareciendo que no, y no por qué yo sepa sino porque comparo y me fijo y no, no me cubican muchas cosas de las que dicen. Así que si llegas hasta aquí… Tampoco te fíes de todo lo que veas… Yo lo dejo quedarse pero no lo hago. No termino de creérmelo.

    Mucho enunciar lo que ya está a la vista pero poco interpretar nada. Y que no me cuenten historias. No es que los misterios iniciáticos guarden secreto, o se lo guarden sus guardianes… Es que no tenemos ni idea de cómo transgredirlos.

    Más que por esto de hoy, por lo que ya voy leyendo y viene a continuación acerca del tímpano, lo digo por eso…

  3. Totalmente en desacuerdo con la interpretación de Geoffrey Russel, su conclusión no se sostiene, en miles de representaciones de la época queda claro que la P del crismón de Jaca es un signo que parece estar constituido por las letras X y P, mayúsculas de las letras griegas ji y ro. Es lógico que se llegara a la conclusión que se trataba del anagrama de Cristo, dado que esas dos letras son las iniciales de la voz griega Christos, Cristo (del griego Χριστός, Christós, «Ungido»)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s